ZINCUM METALLICUM

Muchas veces comienzo la descripción de los medicamentos que estudio transcribiendo la materia médica de Kent, que es tan gráfico en darnos una imagen acabada del medicamento. De zinc. Dice: "El paciente es nervioso y extremadamente sensitivo, excitable, temeroso, estremecimientos, tirones musculares, dolores desgarrantes a lo largo de los nervios, punzadas, excitado por la mas pequeña provocación; hipersensible por un lado y falto de sensaciones por el otro. Hay una debilidad paralítica, adelgazamiento, postración: Lleno de síntomas cerebrales y espinales."
"Todas las funciones son lentas: las erupciones aparecen lentamente. Toda la economía parece estar fatigada y débil, así una niña se aproxima a la pubertad y es hora de que aparezca la menstruación, pero el flujo no aparece, ella declina: empieza a manifestar síntomas coreicos, sacudidas y tirones, dolencias en la parte de atrás del cuello, ardor en toda la columna, bichos en las extremidades, manifestaciones histéricas de todas clases. Sensible a todo pequeño ruido, a la conversación, a arrugar un papel. Hablar o escuchar le es penoso: hablando otras personas, aun aquellos que quiere, afecta sus nervios y le pone de mal humor."
"Niños débiles, muchachas débiles, mente débil, memoria pobre. Tendencia a ser dócil pero cuando se excita es irascible. Si el niño CAE con (enferma de) escarlatina o sarampión, entra en estupor. La erupción no sale. Hay tendencia a las convulsiones, tirones en las extremidades, supresión de la orina, balanceo de la cabeza a uno y otro lado y del estupor va a la completa inconsciencia: tiene incapacidad para sacar las erupciones a la superficie." En este párrafo resalto la expresión de Kent, el niño cae con escarlatina, no es casual que utilice esa forma de describirlo, cuando podría haber dicho se enferma de… esto lo menciono porque mas adelante voy a tocar el tema de la caída de zincum.
Más adelante dice: "La mente está lenta y el paciente débil y fatigado: tiene la memoria debilitada: olvidadizo. Repite las preguntas antes de contestar. Cuando un individuo hace esto es para lograr que la mente comprenda. Primero se entera de que se trata, luego contesta. Postración nerviosa: espera un momento con la mirada inexpresiva, luego la cara se le anima y él contesta. Si Ud. mira al paciente de zincum y no le dirige la palabra, no comprenderá que está tan débil, pero diríjale una pregunta y se le queda mirando en completa sorpresa; después dice -Oh- y contesta. Estupor del que despierta por todo pequeño ruido, sustos, pellizcos, por todo, pero pronto va volviéndose menos y menos excitable y finalmente entra en la inconsciencia y no puede ser despertado."
Al final da otro síntoma en el que coinciden todos los autores, al que Kent describe tan gráficamente. El gran nerviosismo de zinc. Se manifiesta en los pies. Usted observará a un niño o a una mujer que constantemente mueven un pie que no pueden mantener quieto. Una muchacha de unos doce años no tenía congruencia de síntomas y yo no podía encontrar el remedio. La madre dijo que la niña la mortificaba por mantener quieto (by keeping) un pie constantemente yendo a la iglesia. Preguntaba por qué hacía eso, contestó porque si paraba se le escapaba la orina. Zinc. curó a la paciente."
Modalidades (Lathoud): Agravación: a) Por vino y estimulantes. Su debilidad nerviosa es tal que no puede tomar vino ni estimulantes aun en pequeñas cantidades. b) Lateralidad derecha. c) Entre las 17 y las 19 Hs. d) Por el tacto. Mejoría: a) Por secreciones, por la aparición de erupción; los síntomas del pecho mejoran por la expectoración, los de la vejiga por la micción, los de la espalda por emisión, los síntomas generales por las reglas. b) Por el reposo.
Henry Allen en su libro de Keynotes agrega: Personas que sufren agotamiento cerebral y nervioso; vitalidad defectiva; falta de poder (energía) cerebral y nervioso… Siempre se siente mejor tan pronto como la menstruación comienza a fluir; esto alivia todos sus sufrimientos, pero retornan apenas el flujo cesa. En las afecciones cerebrales, en una inminente parálisis cerebral, cuando la vis medicatrix naturae es demasiado débil para desarrollar el exantema. Los niños gritan durante el sueño; todo el cuerpo tiene sacudidas durmiendo; se despierta asustado, sobresaltado, rota la cabeza de lado a lado; la cara está alternadamente pálida y roja. Convulsiones durante la dentición, con cara pálida. Rechina los dientes. Apetito canino alrededor de las 11 y 12 de la mañana, gran avidez cuando come, no puede comer bastante rápido. Sabañones dolorosos, agravados por rascarse. Irritación espinal con gran postración de las fuerzas. No puede soportar que le toquen la espalda. Solo puede orinar sentado inclinado hacia atrás. Mientras transpira no puede tolerar ningún abrigo ni cobertura.
De la materia médica pura de Hahnemann rescato los siguientes síntomas no referidos hasta ahora: Miedo a los ladrones o a visiones horribles, vistos mientras se despierta, como en una fantasía febril.
Pensamientos tranquilos como si tuviera que morir, a la tarde cuando está cansado. Aprehension y aburrimiento, ella desea la compañía. Aversión al empleo sin inclinación a trabajar.
Malhumorado y displicente por varios días, inclinado a tener una mortificación interna y disgusto.
Quisiera tener alguien sobre quién descargar su cólera.
Humor cambiante, al mediodía tristeza y melancolía, al anochecer contento y alegre.
De los síntomas guías de Constantino Hering obtuve los siguientes datos:
Humor ansioso como por una desgracia. Humor muy desasosegado como si hubiera cometido un crimen. Yo considero a éste como un síntoma central en la problemática de zinc.
Gran temor, como si fuera perseguido por hombres o por el demonio, por crímenes que nunca cometió; tiene miedo que lo encarcelen o envenenen, o le peguen un tiro, o que lo entierren vivo, con gran excitación, (delirium tremens). Una mujer en sus años climatéricos sufrió ilusiones causadas por pena y cólera; creía que iba a ser llamada a comparecer ante la corte por sus malas acciones, a la noche no podía dormir, durante el día el sueño era liviano y no reparador; creía que el demonio la perseguía; sentía calor en la cara y cabeza.
Para estudiar este medicamento agrupé los síntomas de la siguiente manera:
Alternancias dado a su humor cambiante en extremo y alternante. Tiene cólera que alterna con alegría, con desaliento, con tristeza y con timidez. Ansiedad que alterna con satisfacción. Alegría que alterna con tristeza y puede tener alegría al mediodía y tristeza al anochecer o alegría al anochecer y tristeza al mediodía. Está contento alternando con tristeza. El temor alterna con la tristeza. La irritabilidad alterna con los mismos síntomas que la cólera, por lo que entiendo que es el mismo síntoma ubicado en los dos rubros del repertorio. Lo mismo para jovial y risa que alternan con tristeza. Y por último la tristeza alterna con timidez. No figura en generales en los rubros "estados alternantes", "cambia de síntomas constantemente", ni en "estados contradictorios y alternantes". Entiendo que podría ser agregado en estados alternantes y en estados contradictorios y alternantes, porque además figura en fiebre alternando con escalofríos.
Otro grupo de síntomas está representado por los trastornos que sufre, dado su gran sensibilidad. Tiene trastornos por cólera, con susto o con pena silenciosa. T. por excitación emocional, por susto, por pena, por mortificación, por excesos sexuales, por emociones suprimidas, por relatos tristes o de cosas horribles, por la música que lo irrita, por los ruidos, por erupciones suprimidas, por tomar vino, por la menstruación suprimida, por esfuerzos mentales, por cuidar enfermos, etc.
Un tercer grupo está constituido por los síntomas del intelecto. Hay una disminución de las funciones intelectuales que van desde la distracción hasta la imbecilidad. Está embotado y sólo entiende las preguntas después de repetírselas. Se concentra con dificultad. Es olvidadizo con debilidad de memoria para lo que acaba de hacer. Comete errores hablando, usando palabras erróneas, u omite letras cuando escribe. Tiene lentitud mental y su lenguaje es incoherente. Contesta con monosílabos si o no a todo, luego de reflexionar mucho, o bien repite la pregunta. Hay un estado de postración de la mente especialmente después de amamantar, con deficiencia de ideas y aversión al esfuerzo mental.
El cuarto grupo de síntomas es el referido a la culpa, que es muy numeroso. Tiene ansiedad de conciencia como por un crimen. Tiene la ilusión que ha cometido algún mal, que ha cometido un crimen, que está perseguido por la policía y va a ser arrestado. Que es perseguido por el diablo que está detrás de ella por un crimen que nunca ha cometido. Ve diablos, fantasmas, a los que teme. Visiones horribles al despertar. Intenta escapar y es sujetado con dificultad. Oye voces que hablan dentro de él en lenguaje sucio, insultante.
Tiene remordimientos. Hay pocos síntomas que podrían justificar esta persecución de su conciencia. Es un violento, vehemente, con rabia que lo lleva a cometer actos de violencia. Está tan enfadado que podría apuñalar a cualquiera. Quisiera tener a alguien sobre quién descargar su cólera (sin causa). Hay otros síntomas relacionados con la culpa que merecen una interpretación simbólica. Tiene la ilusión que está cayendo. Todas las imágenes de ascenso representan una respuesta positiva del hombre a su vocación espiritual y más que un estado perfección, un movimiento hacia la santidad. Por el contrario el descenso es la caída de Adán y Eva del paraíso, es el pecado original. Y zinc. teme caer, sueña con caídas y en el vértigo tiende a caer a la izquierda y en la Biblia los condenados van a la izquierda; la izquierda es la dirección del infierno. Ve demonios que la persiguen y tiene afecciones religiosas, pero no duda de la bienaventuranza de su alma. Tiene un sueño que un caballo se transforma en perro, el Dr. Didier Grandgeorge lo interpreta así: El caballo es Pegaso, el padre que les lleva a todo vuelo al paraíso. Se transforma en perro ladrador, el cancerbero que les arrastra a los infiernos. No debe estar muy alejado del acierto ya que tiene la ilusión que es liviano, incorpóreo y además tiene visiones de fuego. El Dr. Bronfman insertó "la ilusión de estar contando dinero dentro de la ansiedad de conciencia, que es el gran fondo de zinc., podemos pensar que su delito ha sido tener dinero y culpa por ello. Su crimen podría ser el económico". Comparto con Bronfman la idea que en el fondo de zincum está la ansiedad de conciencia, pero no creo poder entenderlo por este síntoma aislado. Encontré en unos apuntes de Jorge Salzman que zincum es un insaciable en su apetito y en el sexo, y esto sí podría estar relacionado con la culpa. La mujer tiene deseos sexuales incrementados, insaciables, violentos, que la llevan a masturbarse. Sus deseos sexuales están aumentados durante el embarazo y durante el puerperio. Se masturba durante la menstruación y tanto el varón como la mujer se manosean los genitales cuando tosen. El hombre también tiene deseo incrementado, excesivo, más aún si está en compañía de mujeres. Pero a diferencia de la mujer, la sexualidad está perturbada. Tiene erecciones breves o le faltan, o bien son frecuentes, fuertes y dolorosas, con dolor en el abdomen, son incompletas o violentas. El prepucio y los testículos están fríos. La secreción seminal es difícil, incompleta, le falla durante el coito, o bien es muy rápida o demasiado tardía. Tiene poluciones frecuentes, sin erección, que lo mejoran. En cuanto al estómago tiene un apetito aumentado, caprichoso, voraz, insaciable. Como síntoma curioso, tiene apetito voraz cuando está con diarrea. En cuanto a los deseos alimenticios solo tiene de comidas y bebidas frías, y deseos de cerveza y de cognac. En cuanto a las aversiones, que son numerosas, llaman la atención al agua, a los dulces, el azúcar, a la carne y a las comidas calientes.
Habiendo desarrollado estos aspectos importantes del medicamento, voy a tratar de formar una imagen con lo mas característico y representativo. Bronfman lo sintetiza como el débil inquieto Se trata de un paciente débil física y mentalmente, es un individuo que se cansa, se agota y se fatiga. Los esfuerzos físicos y mentales lo agotan. Todo está teñido por ese cansancio, que le quita las ganas de trabajar y hasta de vivir. A nivel físico tiene debilidad, falta de fuerzas, agotamiento que lo encontramos a lo largo de todos los capítulos del repertorio, como ejemplo cito la incontinencia rectal durmiendo (¿sus sueños con excrementos con los que se ensucia tendrán que ver con esto?), y la incontinencia de orina estornudando, tosiendo, sonándose la nariz o, estando sentada ella debe balancear constantemente el pie o la orina se le escapa. Pero como contrapartida, y a pesar de esa debilidad, debe moverse. Si no lo hace voluntariamente, el movimiento viene solo, tiene temblores, sacudidas, estremecimientos, hace gestos, etc. Como característico es la inquietud en miembros inferiores. Mentalmente cansado, contesta con lentitud y con monosílabos, no recuerda lo que acaba de hacer. Comete errores hablando y escribiendo, tiene un lenguaje incoherente y sus pensamientos están desconectados. Tiene un humor variable y contradictorio con alternancia en sus estados de ánimo. Se irrita con facilidad, se encoleriza pero no tiene la capacidad de exteriorizarla, y anda buscando a alguien en quién descargar su cólera. Es un hipersensible, se afecta por excitación emocional, por un susto, por una pena, una mortificación, porque no se le reconocen sus capacidades o virtudes. Es un gran inseguro que sufre cuando no se siente reconocido. Tiene una gran hipersensibilidad a los ruidos, no tolera el ruido de un papel ni la conversación. La música lo afecta, así como la luz. El que lo toquen también lo altera. La culpa que expresa de variadas formas es de importancia nuclear en zincum. Cuando las erupciones o exantemas no han aparecido en la piel, o han desaparecido, están suprimidas por falta de vitalidad para exteriorizarlas. Cuando no puede expectorar por falta de fuerza. La retención de secreciones, excreciones y erupciones lo agravan. Tiene, entre otros síntomas, ninfomanía por la menstruación suprimida, pero también es ninfómana durante el embarazo y en el puerperio, circunstancias en las que tampoco hay flujo menstrual. Se agrava por el vino, son muy sensibles al frío o a estar expuestos a una corriente de aire. Tienen muchos síntomas al despertar. Se mejoran por la aparición de las secreciones, excreciones y erupciones. Tiene deseos de comidas y bebidas frías, y aversión por las comidas calientes, los dulces y el azúcar, por la carne y el agua. Autor: Dr. Carlos Salzman