HOMEOPATÍA Y PROFILAXIS DE ENFERMEDADES

1- EVIDENCIA HISTÓRICA Desde sus comienzos, la homeopatía ha sido capaz de tratar enfermedades epidémicas con gran éxito, si la comparamos además con los tratamientos convencionales de dichas epidemias. Han sido precisamente estos éxitos los que han mostrado la eficacia de los remedios homeopáticos. Desde Hahnemann hasta nuestros días los homeópatas son partidarios del uso de remedios potentizados y de nosodes como agentes profilácticos, incluso algunos homeópatas aseguran que la homeopatía es tan segura y efectiva como la vacunación en la profilaxis de las enfermedades infecciosas, pero ¿CUÁLES SON LOS HECHOS?
La profilaxis con remedios homeopáticos comenzó con Hahnemann durante una epidemia de escarlatina en 1.801, donde tuvo la oportunidad de comprobar la eficacia de BELLADONNA como medicamento profiláctico de dicha enfermedad. (Cure and prevention of scarlet fever, 1.801) Fue tan grande su éxito con este medicamento que muchos médicos alópatas adoptaron su protocolo de tratamiento. Dudgeon informó que 10 médicos alópatas de ese tiempo usaron profilácticamente la Belladonna en 1.646 niños de los que solamente desarrollaron la enfermedad 123, cuando la tasa de morbilidad era entonces del 90%. Hufeland, gran médico de Prusia en aquella época (fue médico de Goethe y de Schiller, del Rey de Prusia Federico III y de la reina Luisa de Prusia) apoyó el uso de la Belladonna como profiláctico de la escarlatina de tal manera que el gobierno de Prusia hizo su uso obligatorio en 1.838 durante las epidemias de esta enfermedad. Hahnemann clarificó su concepto de Genus Epidemicus ( el similimum de una particular epidemia o remedio epidémico)) en las epidemias de escarlatina y posteriormente en las de cólera. En su aforismo 102 del Organon dejó claro que la extensión de la enfermedad epidémica debía ser observada no en un solo paciente sino a través de los síntomas de varios pacientes de diferentes constituciones, para hallar así el verdadero remedio curativo. Por ello, los homeópatas, para averiguar el Genio epidémico de una enfermedad deben de tomar los síntomas que aparecen en varios individuos afectados como si fueran uno solo, para definir el tratamiento más adecuado. Este similimum será uno de los mejores profilácticos de una epidemia. Utilizando este concepto de Genus epidemicus, Boenninghausen cosechó muchos éxitos durante la epidemia de cólera en Europa en 1.849. Bajo el tratamiento standard de la época la tasa de mortalidad era del 54-90%, mientras que aquellos tratados homeopáticamente tenían solamente 5-16% de mortalidad. Los remedios principales que se emplearon tanto para la prevención como para el tratamiento fueron CAMPHORA, CUPRUM METALLICUM y VERATRUM ALBUM. Boeninghausen y su colega Wolf fueron los primeros en apreciar los efectos secundarios de las inmunizaciones ortodoxas (vacunaciones) y buscaron mejores alternativas, llegando a emplear Thuya como remedio epidémico en la prevención y tratamiento de la viruela. (Lesser writings: concerning the Curetive effects of thuja in Small-pox, Boenninghausen). Otros grandes homeópatas que emplearon los remedios homeopáticos como profilácticos fueron BURNETT (1.844), KENT (1.900), CLOSE (.1920), SHEPHERD (1.967), SANKARAN (1.972), SPEIGHT (1.982), EIZAYAGA (1.991) y muchos otros. También Arthur GRIMMER y Dorothy SHEPHERD (Homeopathy and epidemic Diseases) promovieron el uso de la profilaxis homeopática para el público en general. Esta última escribió: “Los nosodes (productos de la enfermedad) son a menudo el más activo preventivo”. Kent, en 1.900, señaló: "Debemos tener en cuenta a la homeopatía tanto para nuestra prevención como para nuestra curación. Para la profilaxis se requiere menor grado de similitud del que se necesita para la curación. Un remedio no tendrá que ser tan similar para prevenir la enfermedad como para curarla y estos remedios, en uso diario, pueden ayudar a prevenir muchas enfermedades en un gran número de personas." Los primeros en considerar el uso de los NOSODES fueron LUX y HERING. LUX era veterinario de Leipzig, contemporáneo de Hahnemann, y aconsejaba dinamizar las secreciones patológicas a la 30 CH para darlas a los enfermos. Así mismo, su compatriota GROSS en 1.835 preparó la “vacuna” contra la viruela que daba a la 3 CH. Cincuenta años antes de que Pasteur llegase a ser famoso por su vacuna de la rabia, Hering sugirió el uso de LYSSINUM; sin embargo, él nunca incorporó el uso de los nosodes en su propia práctica. En el capítulo de la isoterapia es preciso nombrar a COLLET, médico misionero que publicó en 1.898 después de una larga experimentación un libro completo sobre la isopatía. Collet, enviado por su orden a una misión en Mossoul, en Mesopotamia, no tenía ningún medicamento a su disposición y acordándose de los trabajos de Lux tuvo la idea de utilizar las excreciones de los enfermos para curarlos, sobre todo la saliva aunque también pus, sangre y orina. Trató muchas afecciones con resultados variables. Continuando con los nosodes, ALLEN, CLARKE y KENT hacen también mención de un gran número de ellos que pueden ser usados como profilácticos. EIZAYAGA (1.991) indicó que para prevenir las enfermedades agudas podía emplearse en las personas el remedio del genio epidémico y el nosode etiológico de dicha enfermedad. Este último jugaría un papel similar al de las vacunas, sin ninguno de sus inconvenientes. Mientras que con el remedio homeopático no se incrementa la resistencia específica de un individuo frente a una infección en concreto, si se emplea el nosode correspondiente se obtiene una inmunidad específica más alta contra ese germen patógeno . LESSELL (1.993) publicó un manual de viaje en el que da consejos tanto para la prevención como para la curación de una docena de enfermedades infecciosas. Escribió que "los nosodes utilizados para la inmunización, cuando son correctamente dados, son inmensamente seguros, virtualmente libres de efectos secundarios, y pueden ser dados tanto durante el embarazo como durante la lactancia. Alternativamente puede darse otro remedio distinto del nosode de manera preventiva que sería usado para tratar la enfermedad en cuestión. Tales remedios son generalmente muy seguros". Existen referencias históricas que cuantifican el nivel de efectividad de la homeopatía como profiláctica en enfermedades y en las cuales se ha hecho una recogida sistemática de datos mostrando dicha efectividad: Ø En 1.902, en una epidemia de viruela en Iowa, el Dr. EATON informó que 2.806 pacientes fueron tratados con VARIOLINUM. De los 547 pacientes que fueron definitivamente expuestos a la enfermedad, solo 14 la desarrollaron: la tasa de protección fue del 97%. Ø En 1.957, en una epidemia de polio en Buenos Aires, cuyos síntomas se parecían a los de Lathyrus sativa, fue administrado como profiláctico este remedio (30 CH) sin registrarse ningún caso de contagio. Ø En 1.958, durante una epidemia de gripe en Gran Bretaña, 1.110 trabajadores fueron tratados profilácticamente y 500 no recibieron prevención. No hubo diferencia estadística entre los grupos. Ø GUTMAN, en 1.963 refiere una investigación de estudios sistemáticos sobre la efectividad del INFLUENZINUM triple nosode llevada a cabo por 21 médicos homeópatas en tres países que revela un nivel de efectividad del 86%. Un total de 385 personas fueron estudiadas. Ø En 1.974, durante una epidemia de meningitis en Brasil, 18.640 pacientes recibieron MENINGOCOCCINUM en dilución homeopática mientras que 6.430 no recibieron tratamiento. En el grupo con homeoprofilaxis hubo 4 casos de enfermedad frente a 32 en el grupo no tratado ( fue 23 veces más efectivo que en el grupo no tratado).(Castro y Nogueira 1.975; Mroninski et al. 1.998) Ø A.D.FOX trató 97 niños con PERTUSSINUM para prevenir la tos ferina. Su estudio en 1.987 al que respondieron el 63% de los pacientes, mostró que como mucho el 18% de ellos habían desarrollado la tos ferina después del tratamiento. Ø GOLDEN (1.997) trató 1.300 niños con homeoprofilaxis e informó que su régimen de prevención con homeopatía había sido efectivo en un 89% en prevenir las enfermedades tratadas. La epidemia más grave de todos los tiempos fue la de la gripe de1.918. El 20% de la población mundial fue infectada y murieron 20-40 millones de personas. Durante esta epidemia, la homeopatía fue ampliamente usada tanto para el TRATAMIENTO como para la PROFILAXIS. La tasa media de mortalidad con el tratamiento standard era del 2,5-10% mientras que con tratamiento homeopático fallecían el 1% o menos de los pacientes. Los remedios que se usaron más ampliamente fueron EUPATORIUM, GELSEMIUM SEMPERVIRENS, ARSENICUM ALBUM, BRYONIA, CROTALUS HORRIDUS y también algunos nosodes como el INFLUENZINUM creado por NEBEL. Fuera de las epidemias se han recolectado adicionalmente otras evidencias: Ø En 1.932, CHAVANON publicó que 45 niños habían cambiado el test Schick positivo a negativo (demostrando anticuerpos frente a la difteria) después de haber sido tratados con DIPHTERINUM. PATTERSON y BOYD repitieron el test en 1.941 y 20 de 23 niños tratados convirtieron el test en negativo. ROUX de nuevo repitió el estudio en 1.946 con similares resultados. Ø SINGH y GUPTA, en la India, han estudiado la eficacia antiviral de algunos remedios homeopáticos frente al virus C.E.V (Chicken embryo virus) y al virus S.F.V. (Simliki forest virus) testados sobre embriones de pollos y sobre ratas de laboratorio, comprobando que existe una acción antiviral neta y para una dinamización dada de algunos remedios mientras que otros por el contrario tienen una acción estimulante de los virus. Concluyen con la necesidad de una experimentación sistemática de los remedios homeopáticos en lo que concierne a su acción frente a los virus; acción que puede ser inhibidora o al contrario, estimuladora. (Singh, L.M. y Girish Gutpta: Eficacia antiviral de los remedios homeopáticos. B.H.J. 1.985 nº 3, pp.168-174) Ø GALEANA LAUREL N., LUNA RESENDIZ R., JASSO CISNEROS M.G presentaron un trabajo en la XVII Asamblea Médica (México) sobre el EFECTO ANTIBACTERIANO DE ALGUNOS PRODUCTOS NATURALES CON USO MEDICAMENTOSO POR LA TERAPÉUTICA HOMEOPÁTICA (1.998), en el que valoran la efectividad de 75 productos homeopáticos frente a cepas de S. Typhi, E.coli, C freundii, Ps aeruginosa, S. Aureus, S. Pyogenes, P. Vulgaris, y K. Pneumoniae, encontrando que 32 de los productos probados presentan actividad antimicrobiana. Los mismos autores realizaron otro trabajo tras el anterior, CONCENTRACIÓN MÍNIMA INHIBITORIA DE PRODUCTOS HOMEOPÁTICOS CON ACTIVIDAD ANTIMICROBIANA (1.998), que presentaron en el XXXI Congreso Nacional de Ciencias Farmacéuticas, en el que obtuvieron de cada uno de los medicamentos del trabajo anterior que presentaban actividad antimicrobiana , las diluciones a las que presentaban el máximo efecto inhibidor del crecimiento bacteriano. Ø También se ha demostrado la eficacia antimicótica de Thuja occidentalis frente a Candida albicans, Trichophytum rubrum, Trichophytum mentagrophytes, Aspergillus flavus, Aspergillus Níger y Curvularia lunata. (Gupta G. In vitro antimicotic potential of Thuja –occ against Curvularia lunata causing phaeoyphomycosis in human. National Journal of Homoeopathy 2002 May/jun vol 4 nº 3; Gupta G, Srivastava AK. In vitro activity of Thuja occidentalis Linn against human pathogenic aspergilli. Homoeopathic Heritage 27(1): 5-12 ; Gupta G, Srivastava AK (2002). Antimicotic potential of Thuja occidentalis against Dermatophytes in vitro studies: Homoeopathy for all 3(26)42-46; Gupta G, Srivastava AK (2.001) . Antimicotic potential of homoepathic drug Thuja occidentalis against Penicillium sp- causing onychomycosis in human. Presented in 12th annual conference of Asian Homoeopathic Medical League on 6th and 7th October 2001, in Brisbane, Australia.) Últimamente, y sobre la base de la HORMESIS (niveles ultradébiles o infinitesimales de exposición a factores tóxicos o patógenos pueden inducir tanto protección general como específica en varios modelos experimentales) se están llevando a cabo múltiples estudios encaminados a demostrar la posibilidad del uso de NOSODES para prevenir la expansión de enfermedades epidémicas, incluyendo aquellas que pudieran sobrevenir debidas al bioterrorismo: o Homeopathic nosodes in the treatment of viral infections. Radha K. Maheshwari. The Samueli Institute o Systematic Review of Hormesis and Homeopathy for Biochemical warfare protection. Astrid Szeto. The Samueli Institute. o Rapid induction of protective tolerance to potential terrorist agents: a systematic review of low and ultra-low dose research. AL Szeto, F.Rollwagen, WB Jonas. Homeopathy (2004) 93, 173-178 o Homeopathic nosodes for the treatment of VEE infection. Radha K. Maheshwari. The Samueli Institute. o Induced neuroprotection for biochemical warfare. Aryan Namboodiri. The Sammueli Institute o Homeopathic protection of the brain from biochemical warfare agents. Aryan Namboodiri. The Samueli Institute. Otros estudios han examinado los resultados de la homeoprofilaxis en animales: o McLEOD (Dogs: homeopathic remedies) o Christopher Day (1.987) en la prevención de la tos de las perreras usando nosodes; (Day, C., Isopathic Prevention of Kennel Cough - Is Vaccination Justified, J. Int. Assoc. Vet. Homeopathy,4/87 . Day, C.,Clinical Trials inbovine Mastitis Using Nosodes for Prevention, British Homeopathic Journal, 75, pp 11-15, 1986) o Los trabajos de la veterinaria SUSAN WYNN con el uso de nosodes en perros muestran muchas variaciones entre los clínicos que los usan. PARECE SER QUE EL PROGRAMA DE APLICACIÓN DE LOS NOSODES ES MUY IMPORTANTE PARA EL ÉXITO DE SU UTILIZACIÓN. Este programa puede ser variable con la localidad y la población y se precisa más investigación en este terreno para verificar el uso preventivo de los nosodes en homeopatía. o JOHN SAXTON ha descrito el uso del nosode del DISTEMPER canino en el control de la enfermedad: los resultados mostraron que perros mantenidos en cheniles durante 8 días, el 11,67% mostraron síntomas clínicos de moquillo (Distemper) al 5º día, antes de que los nosodes fueran introducidos, disminuyendo al 4,36% después de la introducción de los nosodes. Cuando se tomó la población entera canina en cuenta, la incidencia el moquillo disminuyó del 8,05% al 2,81% después de la introducción de los nosodes. (Saxton, J Use of Distemper nosode in disease control. Int. J. Vet. Hom. 1991) o JONAS, en 1.999, ideó un estudio sobre homeoprofilaxis bien construido pero con una mala elección de la potencia y/o frecuencia de administración de la medicina. (Jonas, W.B. 1999, " Do homeopathic nosodes protect against infection? An experimental test". Alternative Therapies in Health and Medicine, vol.5, nº 5.) En este experimento un nosode de la tularemia es testado contra placebo y vacunación alopática en 142 ratones que fueron posteriormente infectados con tularemia. Los resultados mostraron que la vacunación alopática producía el 100% de protección frente a la muerte. El nosode de la tularemia produjo el 22% de protección comparado con el placebo. Claramente el nosode tenía alguna eficacia pero menos que la vacunación, SIEMPRE SEGÚN EL PROTOCOLO EMPLEADO CON EL NOSODE: Seis diferentes potencias del nosode fueron utilizadas, y el nosode era dado antes y después de la infección de forma que fue administrado 12 veces en un mes antes de la exposición al germen, lo que supone una tasa de administración mucho más alta de lo que se recomienda generalmente en la práctica, y pudo haber causado un efecto "proving" en los ratones . La administración del nosode repetidamente tras el contagio también está contraindicada porque es bastante probable que estas numerosas dosis disminuyan aún más la respuesta inmune de los ratones. Jonas debería haber vuelto a realizar el experimento usando una o dos dosis del nosode en el mes anterior a la infección con el germen y ninguna dosis con posterioridad al contagio, para que el estudio fuese coherente con los "protocolos standard" de la homeoprofilaxis. o NASH & coll. en 1.982 trabajaron con el Trypanosoma cruzi, agente de la enfermedad de Chagas, utilizando un modelo experimental en el que emplearon ratones. La dilución 10DH preparada con sangre de ratón infectado o la dilución 30 CH preparada a partir de los mismos parásitos provocó una reducción importante de la mortalidad de los ratones infectados experimentalmente. Podemos concluir por tanto que la homeopatía PARECE SER EFICAZ EN LA PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES EPIDÉMICAS aunque hay que analizar con cuidado los datos históricos acerca del uso profiláctico de los remedios porque a veces aparecen mezclados con los del tratamiento de los pacientes ya enfermos, y otros pueden ser de cuestionable veracidad. Para algunos homeópatas, una generalizada homeoprofilaxis sin embargo, representa un punto de partida diferente de la doctrina homeopática tradicional. Algunos de los argumentos que esgrimen son: -Las prescripciones isopáticas usando nosodes con pocos datos clínicos están basadas en la filosofía alopática. -Las enfermedades para las cuales fueron empleados profilácticamente los remedios no eran verdaderamente epidémicas, sino más bien endémicas en su naturaleza. -Presentar la homeoprofilaxis como una efectiva solución para prevenir enfermedades infecciosas con la actual pobreza de evidencia es temerario y engañoso. Una generalizada homeoprofilaxis podría producir serios efectos colaterales en algunos individuos. -Desde la experiencia clínica se han visto eventualmente efectos tipo proving con la prescripción de las potencias dinamizadas. Algunos de los pacientes más difíciles de curar son aquellos que han recibido numerosos remedios en el pasado. Algunos homeópatas han referido la posibilidad de volver un caso incurable por la repetida prescripción de remedios elegidos erróneamente. Una generalizada homeoprofilaxis podría crear este escenario. Isaac GOLDEN, homeópata australiano con gran experiencia en la homeoprofilaxis, ha recolectado información estadística durante más de 12 años usando medicamentos homeopáticos como profilácticos y asegura que la profilaxis homeopática ofrece un alto nivel de protección frente a enfermedades específicas, resulta un método no tóxico de prevención que estimula la respuesta curativa, lo que a veces resulta en leves reacciones por parte de los pacientes y ofrece un significativo nivel de protección, al menos comparable con el de las vacunas. Según su experiencia, no existe ningún problema en dar remedios homeopáticos cuando el paciente no presenta la enfermedad, no existe ningún efecto disruptivo en el organismo y afirma que el uso juicioso de los homeoprofilácticos se asemeja al proceso de realización regular de provings y según su investigación empírica deja muy claro que todos sus pacientes infantiles que usan su programa de prevención por medio de medicamentos homeopáticos gozan de una excelente salud. (The potencial value of Homoeoprophylaxis in the Long-Term (The potencial value of Homoeoprophylaxis in the Long-Term Prevention of Infectious diseases, and the maintenance of general health in recipients. Tesis doctoral . Graduate School of Integrative Medicine. Swinburne University of Technology. September 2.004) También en la India se ha llevado a cabo con gran éxito por parte del Department of Indian System of Medicine & Homeopathy un programa de homeoprofilaxis contra la encefalitis japonesa en el estado de Andhra Pradesh. El programa consistió en administrar Belladona, Calcarea carbonica y Tuberculinum en serie a todos los niños del estado de acuerdo con un calendario establecido. Cada medicina se daba con un intervalo de dos semanas después de la anterior y era seguida por una dosis de “recuerdo” de Belladona al cabo de un mes. El pico de incidencia y de mortalidad de la enfermedad era en 1.986 de 2.083 casos y 638 muertes. Después de la introducción del programa en 1.999 la incidencia y el número de muertes disminuyó a 343 y 72 en el año 2.000, 33 y 4 en el año 2.001 y no hubo ninguna muerte en 2.002. Aunque otros factores puedan también ser responsables en la reducción de la morbilidad y mortalidad, la homeopatía también ha jugado un importante papel. (Japanese Encephalitis decline in State”. www.hinduonnet.com/thehindu/2003/04/02/stories/2003040204970400.htm) Se ha sugerido que el uso de remedios homeopáticos apropiados para una enfermedad específica vendría a ser como un contacto con la enfermedad de poca o leve gravedad. Esta hipótesis se apoya en parte en informes sobre la estimulación de producción de anticuerpos después del uso de remedios específicos de determinadas enfermedades. Si esto es así, entonces el juicioso uso de los homeoprofilácticos puede ayudar a madurar el sistema inmune, lo que coincide con la opinión de los padres sobre la excelente salud de sus hijos que utilizan el programa de prevención homeopática llevado a cabo por GOLDEN. Según este investigador, el hecho de que la mayor parte de las referencias a la profilaxis con homeopatía se refieran al uso de remedios en situaciones de epidemia no es óbice para que no puedan emplearse en la prevención a largo término, sobre todo cuando en muchos países algunas enfermedades están constantemente presentes en alguna comunidad o país, es decir, que hay muchos sujetos potencialmente susceptibles de contraer la enfermedad. Es cierto que para que la prevención con la homeopatía pueda llegar a ser un día una herramienta válida, deberán realizarse ensayos estandarizados y de seguridad, pero también es cierto que la homeopatía es una disciplina práctica que ha probado siempre su acción en el mundo real, tanto en el tratamiento curativo de las enfermedades como en su prevención. Hay datos que ofrecen pruebas de la seguridad y eficacia de la homeoprofilaxis pero la generalizada sustitución como una alternativa segura a la vacunación alopática deberá evitarse a menos que se esté preparado para ofrecer un programa seguro y eficaz. Los pacientes se encuentran frente a difíciles decisiones con las vacunaciones. Muchos homeópatas tienen opiniones contrarias a la vacunación. Sustituir la vacunación por nosodes isopáticos y remedios homeopáticos es quizás una futura posibilidad para los homeópatas (que algunos ya practican) a medida que se realicen más estudios y ensayos en este área, para poder utilizarla con plena seguridad y garantía.
BIBLIOGRAFÍA
-The origin of homeoprophylaxis. David Little. www. simillimum.com/Thelittlelibrary/Homoeopathicphilosophy/prophylaxis.html -Homeopathic Prophylaxis: Fact or Fiction. Todd A. Hoover www.homeopathic.org/crtoddh.htm -The potencial value of Homoeoprophylaxis in the Long-Term Prevention of Infectious diseases, and the maintenance of general health in recipients. Isaac Golden. Tesis doctoral . Graduate School of Integrative Medicine. Swinburne University of Technology. September 2.004). -Homeopathic Disease Prevention. Isaac Golden. http://lyghtforce.com/HomeopathyOnline/text/golden.htm -Some history of the treatment of epidemics with homeopathy. Julian Winston. www.homeopathic.org/crhistJW2.htm -Eficacia antiviral de los remedios homeopáticos. Singh, L.M. y Girish Gutpta .B.H.J. 1.985 nº 3, pp.168-174) -Viral Prevention. Charissa Smith. http://www.acaciaanimalcare.com/ -The secrets behind Homoeopathic Prophylaxis. Dr. Arun Prasad K.P. Medical Officer, Dept. Of Homoeopathy, Govt. Of kerala. www.similima.com/gen21.html -L’isothérapie. Collège Européen d'Iridologie et de Naturopathie (C.E.I.N.) http://www.iridosite.com/ -Trabajos de Investigación y Divulgación realizados en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del I.P.N. Vicente Rosas Landa, Ramón E. Rodríguez M. Ed. Impresora, Arte y Cultura S.A. Mexico, 2.001 -The Samueli Institute. http://www.siib.org/
Autora: Silvia García Gómez, veterinaria. Departamento científico de Iberhome. iberhome@iberhome.es
Publicado en Revista Homeopática, primavera 2006, nº 56: 3-10.