Un caso de trastorno de la alimentación. Juglans Cinerea.

Paciente de 29 años, que acude por primera vez a mi consulta el 21/7/2006. Relata: Tengo problemas con el peso, no consigo engordarme, no tengo hambre, como a la fuerza y pocas cantidades, muchas veces un bocadillo o un trozo de pizza, voy agotadísima, no tengo ganas de cocinar y acabo antes. La paciente tiene dos hijos, una niña de 3,5 años y un bebé de 7 meses. Trabaja en un restaurante, negocio familiar. En el trabajo fatal, todo el día de pie, en la barra me estreso bastante, no paro, la gente me agobia, son impacientes, el trabajo no me entusiasma, pero lo hago por la comodidad, para poder estar con los niños. Siempre he sido de comer poco, pero últimamente es extremo. En Marzo pasado pasé una neumonía y hace 3 semanas una bronquitis. Con la neumonía pase 2-3 semanas que no comía nada. Me noto muy cansada, muy floja, me duelen mucho las piernas, por las noches tengo muchas rampas, me cuesta levantarme, me pesan las piernas, tengo hormigueo, me pinchan. De estado anímico decaída, nerviosa, la niña me carga mucho, me cansa, todo el día discutimos. Cualquier tontería me sienta mal, no me apetece hablar, ni coser. Me gustaría estar tranquila sentada sin hacer nada, yo soy muy nerviosa. Estoy muy inquieta, enfadada, con morros, contesto mal. La niña es de carácter muy difícil, la visita la psicóloga en Dapsy, llegas a casa y no recibes cordialidad, me hace daño y me duele, culpable no me siento, pero me gustaría encontrar la manera de poder educarla con buena relación, que me explicara las cosas, poder jugar con ella. Toda la vida he comido poco, pero este extremo de ahora no. Duermo tan profundamente, que llora un niño y no lo oigo. Sueño muy poco, en la playa sensación de que me había llevado a la niña y se me había perdido, pasé mucha angustia. Un par de veces la he perdido, una en una tienda y otra en el monasterio. Siempre le doy muchas vueltas, lo hago bien, o me he equivocado. Hace 1 año abrí una tienda de labores, punto de cruz, al llegar a casa la niña no quería saber nada de mí. Me gusta mucho hacer labores, punto de cruz, cuadros, me relaja mucho, parece que desconectas. Soy más de comer salados que dulces. Reglas bien. Cuando el niño tenía 1,5 meses tuve que ponerme a trabajar, me sabe mal, no lo he podido disfrutar. Tto.: Natrum Muriaticum 200K, dosis única. 2ª Visita, 20 Octubre 2006. Me he adelgazado un par de kilos. Me noto más tranquila, no tan nerviosa, más abierta, hablo más, más alegre, acepto más las bromas. Tema hambre, no tengo nada de hambre, no me apetece comer nada, no comería. No me ha gustado nunca comer, es un rechazo total. Cuanto más me insistan y me aprieten, más digo yo que no. Como lo mínimo y necesario para sobrevivir. Hay días que me torturan con la comida, me dan ganas de enviarlos a todos, estoy delgada, pero yo me encuentro bien, sigo el ritmo. Recuerdo problemas con la comida desde los 4-5 años, de crispar a mi madre y a mi abuela, en mi familia todos son comedores y disfrutan comiendo. Soy muy tozuda, me quejo pero siempre acabo pasando por el tubo. Soy o sí o no, me cuesta mucho el intermedio. Duermo muy profundamente, no oigo a mi hijo cuando se despierta por las noches, puede estar 1 hora llorando y yo no despertarme. Mi marido se olvidó las llaves y se pasó 1 hora llamando al timbre y al teléfono, y yo sin enterarme. Tengo mucho genio, cuando me pongo nerviosa me pongo a gritar, no hablo, sólo grito, siento mucha rabia, me enfado cuando no me hacen caso, yo las cosas las hago ¡ya!, y si pueden ser en 2 min, que no sean en 10, no puedo evitarlo, exploto y te tiro la caballería, todo tiene que hacerse ¡¡¡ya!!!. Comer es perder el tiempo, me como un trozo de pescado y ya está, hay cosas más importantes que hacer. Siempre tengo que estar ocupada, no puedo sentarme sin hacer nada, pierdo el tiempo, me crispo, me pongo nerviosa, tengo rabia. Soy muy perfeccionista. No soporto llegar 5 minutos tarde, siempre tengo que estar 5 min. antes. Las aglomeraciones las llevo fatal. De niña me inventaba las cosas más peligrosas, me subía a todos lados, me escondía, a los gatos les ponía la ropa de las muñecas, los paseaba en cochecitos, a los perros los bañaba, peinaba, les ponía colonia. Me pasaba todo el día corriendo por el campo. En el bar necesito salir, que me dé el aire, siento que me ahogo. En casa sin hacer nada me ahogo. Tto.: Natrun Muriaticum 200K, dosis única. 3ª Visita, 11/12/2006 Igual, días un poco mejor. Llega la hora de comer y no tengo nada de hambre y a veces tengo un poco de hambre, pero no me apetece nada, puedo esperarme1/2 hora y se me pasa. Me gusta ver a los demás como disfrutan comiendo. Si estoy sola en casa no como nada. Como sólo un plato, después me quedo pesadísima, me noto el estómago muy lleno, cansada después de comer, me duelen mucho las piernas y me noto el cuerpo cansado.... me las noto muy pesadas y muchas rampas, y me noto hormigueo, o como calambres en los gemelos... y las rampas. Me despierto, me molesta mucho. Dr. Explícamelo un poco más. El hormigueo me pasa cuando estoy relajada, en calma, es cuando me coge, cuando me siento. Las rampas cada día. Si como, me voy a casa, me siento ½ hora, aparece cansancio...., bajón, las piernas muy cansadas, y me noto muy chafada, me cuesta moverme, el cuerpo no responde, moverme me cuesta un esfuerzo impresionante, me noto muy pesada. Dr. Explícame qué es pesada. Pesada, que pesa, que cuesta....como si me pusiesen 50 kilos encima, y no avanzo ni dos pasos, sientes el cuerpo dolorido total, la espalda, los riñones.......es un dolor muscular, me cuesta mucho. No haría nada de lo que tengo que hacer, lo hago a desgana....me acabo crispando y me pongo histérica. Dr. ¿Crispada? No poder controlar la situación, perder los nervios. Dr. Explícame más de la sensación de pesada? Algo que pesa mucho, me faltan las fuerzas para hacer cualquier movimiento, no tengo ganas de hacer las cosas. Dr. Háblame de las rampas. Me dan rampas cada noche, me enfadan, me molestan, los dedos me duelen..., es muy molesto, hace mucho tiempo que las tengo, un par de años. Embarazada no las tenía tanto... es un dolor como si me estirasen la piel, es muy tensa, algo que estira mucho, quiero dormir y no puedo, no me deja. Yo me noto tensa las 24 horas al día, muy nerviosa, por nada salto y contesto mal, se me hace un nudo en la barriga, a veces hasta sofocos. Lo pienso todo 40 mil veces y busco todas las posibilidades, no consigo desconectar y centrarme, sólo desconecto cuando me voy a dormir. Dr. Háblame de desconectar. Desconectar es no pensar, es estar tranquilo y relajado, y en otro mundo. Dr. ¿Y lo contrario? Como una moto e histérica, estar nerviosa, no parar, todo el día haciendo algo, y haciéndolo bien. Sin hacer nada es perder el tiempo. Con cambios de estación hay días que no quiero hacer nada, incapaz de levantarme de la cama, no tengo ganas de hacer nada. Ese día estoy chafada, apagada, decaída, triste, apática.....no tengo ganas de hablar, ni me gusta la situación.....qué hago en este mundo y qué hago con mi vida....pienso pero no puedo, en la cama estoy muy bien, muy a gusto, tranquila. Dr. Háblame de lo contrario. Lo contrario: la cabeza a 200 y haciendo cosas, pienso demasiado...es ir acelerado, no parar, ir a tope, continuamente a tope, estar muy nerviosa, en movimiento continuamente, que sigue, no para. Dr. Háblame de los sueños. No los recuerdo nunca. Dr. ¿Hobbyes? Leer, coser, comprarme ropa, me sube el ánimo...si me ven chafada, me cambia el humor. Dr. Explícame chafada. Es no tener ganas, demasiado triste, aplastada, comprimida (GM)*, Dr. ¿Comprimida? Que te falta el aire total, un nudo en el estómago. Todo alrededor va a 400 por hora(GM)*. Los objetos se mueven, todo va superrápido, yo misma voy superrápido....me cuesta respirar, es como una rueda, necesito que me dé el aire fresco en la cara. Noto opresión en el pecho...sensación de que respiro rápido, como si me apretasen, chafasen, como un elefante encima, como si me apretasen contra la pared, me cuesta respirar. Tengo la sensación de que lo hago todo rápido, me están chafando. Necesito aire fresco en la cara, para poder controlarlo y calmarme. Es como cuando están todos encima porque no como, son unos pesados, una agonía total. Dr. ¿Qué es lo contrario de pesado, chafado? Lo contrario es ligero, flotando, en una nube, estar a gusto, tranquilo. De niña estaba en mi cama y sentía que pasaba mucha gente corriendo por la habitación, y pasaban por encima mío, la gente pasaba corriendo y pasaba de largo. Los movimientos están acelerados y la sensación es que me estoy moviendo muy rápido, entonces es cuando se me acelera el corazón, noto la opresión y todo sigue yendo muy rápido, y me cuesta respirar, y salgo a la calle para que me dé el aire, como si girase la cabeza...noto frescor en la cara.....me molesta la ropa, necesito el aire para calmarme. La sensación de movimiento y el corazón es lo peor....todo va muy rápido. Tto.: Juglans cinerea 200K, dosis única. Reino: Planta Familia: Hamamelidae Miasma: Tubercular. 4ª Visita 12/2/2007 Muy bien, en general estoy superbien, supercontenta. No tengo ni rampas. Tengo hambre, como, cuando se acerca la hora ya empiezo a pensar qué comeré. Las patatas y el pan que no me falten. Mi plato de patatas cargadito y con mucha sal. Me noto mucho más tranquila, mi hija no me domina, la domino yo a ella y sin esfuerzo, nuestra relación ha cambiado, está mejor conmigo. Como no tengo tantos enfrentamientos con ella, cunde más. Si voy justa de tiempo, me pongo nerviosa, pero me sé controlar, no exploto. Con la que más exploto es con la niña, ella es muy calmada y muy tranquila, muy perfeccionista, esto a mí me pone muy nerviosa. Antes me decía, no te pongas tan nerviosa, no me grites, si me gritas te gritaré a ti......cuanto más me reboto peor. He encontrado la manera de darle la vuelta, no llegamos a discusiones, es todo una balsa de aceite.....tiene sus momentos de crispación. La sensación de peso no está.......ahora como y pienso en algo más, un dulce, como mi primero y mi segundo. Calambres no tengo. La sensación de estarme moviendo muy rápida, no la tengo. Tto.: Juglans cinerea 35 ch, dosis única. 5ª Visita 7/5/2007 Bien, regular. Es la primavera, me molesta. Me molesta la casa, la gente, que me hablen, me pongo de mal humor.......siempre me pasa con el cambio de tiempo, noto que me chafo más. Chafada, me cuesta mucho levantarme de la cama otra vez, pienso que no puedo levantarme, el cuerpo está chafado, cansado. Dr. Descríbeme chafado. Es no tener ganas, decaído, triste, aplastado, comprimido (GM)*. Con los niños otra vez me pongo nerviosa, me acelero, cada día una pelea. Con la comida bien, sigo teniendo hambre, pero pesan las pocas ganas de levantarme del sofá. Las rampas han vuelto, me cogen muchas en los dedos, me pasa más durante el día. Duermo muy bien. Reglas regulares. Tto.: Juglans cinerea Mil k, 10 glóbulos en una toma (dosis única). 6ª Visita 25/6/2007 Otra vez muy bien, muy contenta animada, no estoy nada chafada, tengo muchas ganas de hacer cosas. Con los niños muy bien relajada, ya no nos peleamos. Apetito muy bien, tengo más ganas de cocinar, como más y variado. Dr. ¿Chafado? Es apretado, pero ya no me lo siento, no tengo calambres, no tengo peso en el estómago, me siento muy animada, muy contenta. El peso no me preocupa, he aumentado, los pantalones me aprietan y mira, tengo barrigita!!! COMENTARIOS En este caso clínico he seguido el metódo Sankaran, a partir de la 3ª visita, dada la evolución del caso, me pareció un caso interesante para adentrarse en este método, ya que la paciente, utilizaba una gran cantidad de palabras no específicamente humanas. Dichas palabras las he escrito en cursiva, la paciente empieza con pesado y me pareció curioso que empleara la misma palabra hablando de lo que sentía en el estómago al comer, que al hablar de sus calambres en las piernas, con lo que decidí estirar de la palabra pesado. Para llegar al diagnóstico del Reino Vegetal, vemos que la paciente habla todo el rato de lo que siente, de algo externo a ella, se siente chafada, comprimida. Nos habla todo el rato de una sensación básica y la opuesta, comprimido, chafado y ligero, flotando, acompañado de unos gestos con las manos que nos explican la sensación. Los gestos de las manos están marcados con (GM), y siempre es el mismo gesto, un gesto con energía, no una simple gesticulación de las manos. Nos habla todo el rato de su sensibilidad. En este caso el miasma, nos aparece clarísimamente en la infancia, cuando nos habla de la velocidad, esa sensación en el que todos pasan corriendo. De todas maneras en este caso podemos intuir el miasma en la historia clásica, ya que la velocidad en la paciente está presente desde el principio de la historia, su inquietud, su necesidad constante de hacer cosas, su velocidad al hablar, etc. Pero en la infancia nos aparece el miasma acompañando a la sensación con lo que podremos estar más seguros. La paciente tiene una gran facilidad para seguir el interrogatorio y contactar muy fácilmente con su sensación vital, por lo que podremos deducir que esta paciente está en un nivel 4–5. Durante todo el caso clínico el peso de la paciente se mantuvo dentro de unos límites aceptables, no apareció amenorrea en ningún mes. A partir de las tomas de Juglans cinerea la paciente ha aumentado 4 kilos y es destacable que la paciente está muy contenta con su físico, con la aparición de una barriguita. Rajan Sankaran. Insigth into plants. HAMAMELIDAE: Sensaciones: Compressed (comprimido) Heavy (pesado) Pressing (presión, que presiona) Load (carga, peso) Limited (limitado) Dragging (arrastrar) Fixed (fijado) Confined (confinado) Lo opuesto es Lightness; Flying (ligereza, volar) JUGLANS CINEREA, Hamamelidae + miasma tubercular. La sensación de restringido y encerrado se ha vuelto opresiva y sofocante y necesita salir, escaparse. * (GM): gestos con las manos Autora: Dra. Montserrat Sotomayor Rodríguez. Artículo publicado en la Revista Homeopática de la Academia Médico Homeopática de Barcelona, nº 59, otoño 2007.