Criterios para validar la EXPERIENCIA CLÍNICA HOMEOPÁTICA con el fin de obtener información fidedigna

Resumen La Homeopatía Basada en la Evidencia (HBE) debe apoyarse en casos clínicos fidedignos curados y no curados. Los casos clínicos para ser la base de la HBE deben cumplir unos criterios mínimos. En este trabajo tratamos de establecer algunas condiciones y requisitos para que sean discutidos entre la comunidad homeopática con el objetivo de verificar la información clínica que se presenta y hacerla aprovechable para el intercambio de experiencias. Summary Evidence Based Homeopathy (EBH) should depend on reliable cured and failed clinical cases. Clinical cases to be the basis for EBH should fulfill some minimal standards. In this paper we try to establish some conditions and requirements to be discussed among homeopathic community with the aim to verify presented clinical information and to make it useful for the exchange of experience. Introducción Es tradicional en Homeopatía, como ocurre en toda la Medicina y en general en cualquier ciencia aplicada, la polémica entre aquellos que piden a la clínica (práctica) un marco teórico de referencia ineludible (racionalistas), y aquellos otros que dan una importancia primordial a la clínica por encima de posibles explicaciones teóricas (empíricos). Con los últimos desarrollos teóricos y prácticos liderados por algunos homeópatas contemporáneos (Sankaran, Sholten, Shore, Klein, Mangialavori, …), esa antigua discusión vuelve a estar de actualidad. En Homeopatía, el utilizar estrategias terapéuticas sin base experimental (patogenética) hace más difícil la valoración de los resultados clínicos, que ya de por sí resultan muchas veces de compleja interpretación. Sea como sea, la experiencia clínica individual tiene que venir refrendada por una cierta objetividad en la exposición y valoración de los resultados. Esa objetividad puede conseguirse de diversas maneras: trabajo en equipo, repetición de los resultados por otros equipos, grupos de control, etc. En general, dada la peculiar naturaleza del método homeopático, los estudios observacionales y los estudios de caso único serán los que puedan aportar una información más útil y veraz, por encima de los estudios estadísticos, a doble ciego y con grupos placebo de control. Condiciones para la validación de la experiencia clínica homeopática Una de las condiciones necesarias para validar la experiencia clínica homeopática es su forma de registro, que pueda permitir a cualquier investigador interesado revisar el material original y comprobar hasta qué punto concuerda con su presentación necesariamente resumida. En la historia clínica y/o en la presentación del caso debe quedar claramente expuesta la manera en que se aplica la relación de similitud, pieza clave del método homeopático, de forma detallada en relación a sus diversos apartados o secciones: 1. - Aplicación correcta del método homeopático A nivel diagnóstico - anamnesis completa, incluyendo todos los apartados clásicos, especialmente la anamnesis espontánea y el interrogatorio no directivo, con todos los síntomas encontrados y sus modalidades reaccionales - selección y análisis sintomáticos, que llevarán a justificar la elección de la estrategia terapéutica A nivel terapéutico - estrategia terapéutica utilizada, con la justificación clara de su elección: experiencia clínica personal, (uno o más) keynotes, circunstancias etiológicas, indicaciones clínicas, análisis nosodal, paliación sintomática o lesional, morfología, simbolismo, analogía, repertorización de una selección sintomática (síntomas actuales, características de antes de la enfermedad, rasgos constantes y permanentes), enfoque miasmático (según diferentes autores), significado de los problemas del paciente (esencia, alma, núcleo), consideración temática, síntoma completo de Boenninghausen, etc. - remedio único, con la justificación clara de su elección: experiencia clínica personal, (uno o más) keynotes, circunstancias etiológicas, indicaciones clínicas, análisis nosodal, paliación sintomática o lesional, morfología, simbolismo, analogía, repertorización, significado de los problemas del paciente (esencia, alma, núcleo), consideración temática, etc. 2.- Seguimiento de la evolución del caso A nivel diagnóstico - revisiones 2ª consulta completas, incluyendo especialmente la investigación de otros factores coadyuvantes a la acción del remedio que puedan haber influido en la evolución, y los cambios en los síntomas registrados, especialmente de aquellos síntomas que han permitido la elección del remedio - nueva selección y análisis sintomáticos eventuales A nivel terapéutico - estrategia terapéutica utilizada, con la justificación clara de su elección - remedio único, con la justificación clara de su elección 3.- Valoración de los resultados Las conclusiones sobre los resultados terapéuticos deben hacerse después de un tiempo de evolución considerable, siempre atendiendo a la naturaleza de la enfermedad (aguda/crónica) y a la dinámica de la evolución anterior al inicio del tratamiento. Para los casos crónicos de larga evolución un período de 2 años se considera un tiempo prudencial. 3.1.- Verificación de los resultados positivos - uso del placebo durante la evolución de un mismo caso, comprobando la diferencia de su efecto terapéutico, en especial previamente al uso del remedio activo al que se adjudican los resultados o en las recidivas - cambio de remedio durante la evolución de un mismo caso, comprobando la diferencia del efecto terapéutico del nuevo remedio frente a la ineficacia del anterior - tratamiento de las recaídas, confirmando el efecto terapéutico del mismo remedio en distintas fases de la evolución de un caso - tratamiento de los casos agudos con el remedio crónico, confirmando el efecto curativo del remedio crónico también en los casos agudos del mismo caso crónico - tratamiento de las diversas enfermedades eventuales que se presentan, confirmando el efecto curativo del mismo remedio para los diversos cuadros clínicos 3.2.- Interpretación de los resultados negativos Tras una aplicación correcta del método homeopático y un seguimiento adecuado de la evolución del caso, el fracaso en conseguir el efecto terapéutico esperado (y con él la curación) plantea nuevos interrogantes que pueden hacer avanzar a la Homeopatía basada en la evidencia. - qué nivel de modificación o cambio se ha producido en el caso (o sigue exactamente igual?) - obstáculos a la curación - qué ha conducido al remedio equivocado - estrategias terapéuticas utilizadas - nuevas estrategias terapéuticas posibles en cada caso, en base a nueva selección y análisis sintomáticos - revisión de la anamnesis y detección de lagunas de información Factores básicos de validación de la experiencia clínica homeopática: 1. Factor registro (historia clínica pormenorizada) 2. Factor método (aplicación correcta del método homeopático) 3. Factor tiempo (evolución suficiente) Criterios para asignar a un remedio los efectos curativos *Conocimiento de sus capacidades curativas: - experimentaciones homeopáticas puras realizadas, donde aparecen esos efectos patogenéticos similares - experiencia clínica personal - efectos toxicológicos - efectos farmacológicos - efectos de uso terapéutico tradicional (fitoterapia,…) *El nivel de curación obtenido debe estar bien definido: - desaparición de uno o varios síntomas - curación de la enfermedad local - curación del síndrome o enfermedad nosológica - curación aguda / crónica - mejoría general exclusiva (sin curación de la enfermedad) - curación general (particular y general) - mejoría mental exclusiva (sin curación de la enfermedad) - curación global (física, general y mental) - cambios positivos en la actitud vital (sin curación de la enfermedad) - curación global con cambios positivos en la actitud vital Según el nivel de curación, los criterios pueden variar. *Proceso de la curación (sucesos a tener en cuenta): - reaparición síntomas antiguos (S. Hahnemann.- Chronic Diseases, 1ªed., 1828, p. 204) - desaparición de los síntomas en proporción a la antigüedad de la enfermedad (S. Hahnemann.- Órganon, 6ª ed. §149; Chronic Diseases, p. 230; tr.esp. p. 164) - orden en la desaparición de los síntomas (centrífugo / centrípeto; mentales / corporales) - agravación homeopática de los síntomas (debido a la dosis / potencia / repetición del remedio) - aparición de síntomas vicariantes (erupciones, secreciones, síntomas cutáneo-mucosos, síntomas en orificios) - agravaciones sintomáticas simultáneas a la curación parcial - evolución de la patología hacia enfermedades cada vez menos graves y más superficiales *Condiciones de la curación: (S. Hahnemann.- Órganon, §2) - tiempo necesario para la curación (“rápida”: de horas a días en casos agudos; de meses a años en casos crónicos; varios años en enfermedades crónicas “incurables”) - calidad de vida en la evolución de la curación (“suave”: sin agravaciones importantes) - duración de la curación (“duradera”: media de 2 años en enfermedad crónica) - comparativamente significativa: . casos agudos individuales: sólo tener en cuenta las mejorías muy rápidas, sin secuelas y rápida recuperación general . casos agudos epidémicos; curación en enfermedades agudas versus resolución espontánea: sólo considerar curaciones de los remedios cuando los casos más graves de la epidemia se curan. (S. Hahnemann.- Esculapio en la balanza, p. 412) . casos crónicos: según el pronóstico de la enfermedad . casos incurables (según la patología): una ligera mejoría o la estabilización del proceso morboso pueden ser significativas *Comprobación de la curación - mejoría repetida al repetir el mismo remedio en las recidivas - ausencia de mejoría o efecto claramente diferente al administrar placebo al principio (antes del remedio activo) o de forma intercurrente (en recidivas) - mejoría evidente de las crisis o enfermedades agudas (sin que tengan ninguna relación con la enfermedad crónica) con el mismo remedio crónico Criterios de diagnóstico medicamentoso confirmativo Para que los efectos terapéuticos observados en un determinado caso puedan ser asignados al remedio administrado deberían coincidir una serie de circunstancias a favor, sin la existencia de otras en contra. Para poder hablar, pues, de “un caso de…” tal remedio, deberían darse las condiciones que detallamos a continuación. Criterios mayores: De entre los criterios mayores es necesario e imprescindible que esté presente al menos uno de ellos; si está presente más de uno, la confirmación del remedio es de alta probabilidad. 1.- Evolución mejor comparativamente a la esperable por la evolución espontánea de la enfermedad en tratamiento y sin otras causas que la justifiquen (circunstancias o situaciones vitales coincidentes con el tratamiento, otros medicamentos, otros tratamientos, cambios higiénicos,…) 2.- En cualquier caso, mejoría del caso (global o parcial, según el proceso de curación, lo avanzado y la gravedad de las lesiones eventuales, y teniendo en cuenta también posibles obstáculos a la curación) 3.- Aparición de reacciones de tipo curativo tras la administración de un único remedio, a dosis únicas o repetidas, sin regresión al estado precedente durante un período de tiempo, es decir, manteniendo la evolución favorable conseguida. (“curación permanente”) Criterios menores: Los criterios menores son complementarios, confirman la asignación de la evolución favorable del caso al remedio homeopático administrado en precedencia o concomitancia. 1.- Remedio prescrito de acuerdo a una estrategia terapéutica predeterminada bien definida (no al azar o por casualidad). (“estrategias terapéuticas”) 2.- Observación de determinadas reacciones curativas, especialmente siguiendo el “sentido de la curación” según las pautas enunciadas por Hahnemann, Hering, y otros autores, en particular por la reaparición de síntomas antiguos. (“ley de Hering”) 3.- Mejoría progresiva del cuadro clínico (reversible) 4.- Mejoría rápida y duradera del cuadro clínico (reversible). (“curación rápida y duradera”) 5.- Mejoría del estado mental: sensaciones y sentimientos más de acuerdo a los hechos reales; mayor resistencia y capacidad de respuesta frente a situaciones adversas; modificación espontánea de pautas de conducta o hábitos (insalubres). 6.- Mejoría del estado general: mayor resistencia a factores externos; disminución del exceso de sensibilidad. Criterios de exclusión: Los criterios de exclusión son definitivos en contra del diagnóstico medicamentoso. 1.- Agravación del estado mental (sin relación a las normas de Hering ni a ninguna otra hipótesis teórica de evolución curativa) 2.- Agravación del estado general (a pesar de una mejoría parcial), o siendo una agravación inicial sin una mejoría sustancial 3.- Reacciones curativas de corta evolución (valorar eventuales obstáculos a la curación) 4.- Interferencia con otros factores modificadores del estado de salud (otros medicamentos, otros tratamientos de eficacia probable, circunstancias extraordinarias o especiales, cambios importantes de dieta o higiene de vida,…). (“obstáculos a la curación”) Confirmación del remedio curativo (combinación de criterios) Dando por supuesto la inexistencia de criterios de exclusión, la confirmación del remedio curativo se hará por la combinación de los criterios siguientes: 1.- Existencia de 2 ó más criterios mayores. 2.- Existencia de 1 criterio mayor y 2 ó más criterios menores. Artículo publicado en la Revista Homeopática de la Academia Médico Homeopática de Barcelona, nº 58, invierno 2007.