La metodología de Clemens von Boenninghausen

Después de haber trabajado con la homeopatía por varios años, C. v. Boenninghausen llegó a las siguientes conclusiones :
• La toma del caso muchas veces resulta difícil e incompleta
• La experimentación pura resulta en muchos casos incompleta respecto a las observaciones hechas durante la experimentación como también respecto a la documentación de los síntomas
• Las modalidades y síntomas concomitantes del caso son de valor máximo

En base a sus estudios y observaciones, C.v. Boenninghausen se dio cuenta que por ANALOGÍA (y “combinación”) es posible completar los síntomas incompletos. Se logra considerando las modalidades de los demás síntomas del caso. La mayoría de las modalidades no están relacionadas exclusivamente con un solo síntoma, sino que se extienden a través de todos los síntomas del caso.

En la toma del caso el paciente nos cuenta raras veces síntomas completos, sino describe nada más partes o aspectos limitados de unos pocos síntomas completos, los que nosotros como médicos debemos reconocer, combinarlos con otros y completarlos. Para facilitar este procedimiento –a veces complicado- von Boenninghausen desarolló y publicó el “Therapeutic Pocketbook” (TPB).


EL SINTOMA COMPLETO
El síntoma completo, incluyendo
• localización
• sensaciones
• modalidades
• síntomas concomitantes

forma la base para la toma del caso y para el análisis del caso.

El hombre se enferma en su TOTALIDAD lo que significa que TODAS las molestias que nos cuenta el paciente en un momento dado reflejan su estado existencial ACTUAL. Tratando de curar al paciente consideramos TODOS los síntomas del estado de la enfermedad ACTUAL.

Para el análisis del caso partimos del síntoma PRINCIPAL del paciente, es decir, de lo que normalmente lleva al paciente a nuestro consultorio.

El padecimiento ACTUAL está compuesto de
• la causa occasionalis del síntoma PRINCIPAL
• del síntoma PRÍNCIPAL (localización, modalidad, sensación)
• de los síntomas concomitantes
• de los síntomas mentales, anímicos (nos ayudan para tomar decisiones en casos con varios remedios de igual importancia)
• de las polaridades (para excluir contradicciones)

Los síntomas concomitantes son de importancia extraodinaria para el entendimiento del «Therapeutic Pocket Book» y merecen una explicación más detallada.


SÍNTOMAS CONCOMITANTES
Consideramos exclusivamente los síntomas concomitantes que surgen al mismo tiempo que el síntoma principal del paciente.

Para facilitar este procedimiento se recomienda agregar las fechas a los síntomas principales y concomitantes para saber desde cuándo están presentes.

En caso de que los síntomas concomitantes no estén presentes temporalmente siguen perteneciendo a la totalidad (no todos tenemos nuestros síntomas diariamente)

Por lo general escogemos el remedio en base al síntoma príncipal, partiendo del padecimiento ACTUAL, incluyendo todos los síntomas surgidos junto con el síntoma principal.

En el Therapeutic Pocket Book encontramos a los medicamentos enlistados en 4 grados diferentes. Trabajamos por lo general con los grados 3 y 4 porque reflejan lo más CARACTERÍSTICO del medicamento y porque son los que más fueron VERIFICADOS clínicamente por Boenninghausen, también llamados síntomas  «GENIO».


SÍNTOMAS «GENIO»Boenninghausen utiliza el término «Genio» en relación a lo más “característico” de un remedio. Los síntomas característicos de un medicamento lo caracterízan de tal manera que sin la existencia de ellos, el medicamento mismo tampoco existe.

Se determinan los síntomas «Genio» por medio del estudio de un medicamento en sus síntomas de las experimentaciones puras. (Materia Médica Pura, Enfermedades Crónicas de Hahnemann). El síntoma escogido se debe encontrar REPETIDAMENTE en DIFERENTES regiones del cuerpo y de manera muy EVIDENTE. Los síntomas «Genio» aparecen exclusivamente en las sensaciones, modalidades y concomitantes, porque las localizaciones no se repiten.

Tomamos LEDUM como ejemplo.
En la Materia Médica Pura de Samuel Hahnemann encontramos los siguientes síntomas :
« Opresión y constricción del pecho que se agrava por el movimiento y al caminar »
« Rigidez dolorosa de la espalda y de las escápulas, al moverse »
« Presión en los hombros, agravándose por el movimiento »
« Dolor tirante de la rodilla y del talón, al levantarse de una silla y al caminar »
“ Las plantas de los pies duelen al caminar, como si estuvieran inyectadas de sangre »
« Mareos al caminar y al pararse, apenas pudo mantenerse erecto »
“ Temblor de las manos al moverlas y al tocar”
“ Fatiga y cansancio muy molesto, al estar sentado, al estar parado y al caminar”

Podríamos continuar con la lista de síntomas de Ledum que se agravan con el movimiento y al caminar. Pero vemos claramente que la agravación al caminar y con el movimiento aparece en distintas regiones del cuerpo, de manera muy frequente y muy clara.

Boeninghausen concluye que estas modalidades tienen por lo tanto un carácter de Genio para este medicamento y después de haberlas verificado clínicamente y repetidamente los incluye en el Therapeutic Pocket Book con el 4o. grado.

De acuerdo a la concepción fundamental de su Therapeutic Pocket Book, Boenninghausen exige la verificación clínica de los Síntomas en el tratamiento del paciente.

Uno de los descubrimientos más importantes de Boenninghausen es el hecho de que podemos trasladar los síntomas (por ejemplo una modalidad) a localizaciones del organismo en donde este elemento síntomático todavía no se ha manifestado en la experimentación pura. Concluimos que podemos combinar libremente los síntomas .

Según von Boenninghausen el GENIO DEL REMEDIO debe corresponder al GENIO DE LA TOTALIDAD SINTOMÁTICA.


LAS POLARIDADES
Se trata de síntomas que tienen por principio un contrario. Incluyen a todas las modalidades pero también otros síntomas como la sed y la ausencia de sed. Boenninghausen nos aconseja comprobar si hay síntomas no considerados en la repertorización que estén en contradicción con síntomas  del medicamento elegido. Por ejemplo: escogemos a Bryonia como remedio, pero entre los sintomas que no hemos considerado encontramos la ausencia de sed y una mejoría por el movimiento. Estos dos síntomas están en contradicción con el medicamento elegido y Bryonia no será el medicamento curativo.


CASO CLÍNICO
A continuación voy a presentar sólo los episodos más importantes del tratamiento de un caso de

Encephalomyelitis disseminata
Mujer de 43 años, casada, 4 hijos
En el año 1991 padeció por unas semanas de un trastorno pasajero de la vista. Los demás antecedentes personales y familiares sin enfermedades espectaculares.

Consulta del 22.11.2001:
8 meses antes de la consulta, los síntomas neurológicos aparecieron por primera vez. Durante las semanas antes de la consulta, las molestias se agravaron de tal manera que consultó a un neurólogo el cual confirmó el diagnóstico.

Resumiendo la toma del caso, encontramos el siguiente cuadro síntomático:
(Entre paréntesis se encuentra el miasma correspondiente)
• entumecimiento y trastornos de la sensibilidad sobre todo del lado derecho (1) entumecimiento del cuello derecho, de la nuca y del abdomen (lado derecho)
• paresias del lado derecho (1)
• Sensación de debilidad (1)
• Sensación “como paralizado” (3)
• Cansancio continuo (2)
• Ataques de mareos (2)
• Sensación de calor interna, como « si un liquido ardiente fluyera por las arterias” (2 - 3)
• Pies , manos y cabeza congelados (1)
• Sensación de hinchazón en el brazo, en la pierna derecha y en la nuca (2)
• agr. antes de la menstruación (1)
• agr. con cualquier esfuerzo físico (1)
• agr. con cualquier emoción (2)
• sudor de la parte superior del cuerpo (2)
• sueños de sumergirse
• sueños de esfuerzos insuperables

Se receta el día 22.11.2001 Veratrum album Q 3, en agua, 1 cucharada al día (§ 248 del Organon, 6a. edición, Samuel Hahnemann)

13.12.2001 –Todos los síntomas neurológicos han mejorado significativamente, sigue con el medicamento

15.01.2002- En general muy bien ; antes de la menstruación más debilidad y entumecimiento, siente la piel y los cabellos muy sensibles al tacto, un poco ardor al orinar. Emocionalmente muy bien

21.02.2002- Preocupaciones por uno de sus hijos causaron una agravación de los síntomas neurológicos conocidos. Nuevos síntomas: mareos. Está más deprimida. Los síntomas se agravan por cualquier esfuerzo físico, y por cualquier emoción.

Se receta Veratrum album Q 6, en agua, 1 cucharada al día

22.03.2002- Los síntomas mejoraron, está casi sin molestias ; antes de la menstruación hubo una agravación ligera de los síntomas.

Se receta Veratrum album Q 9, en agua, 1 cucharada al día

29.04.2002- Resfriado agudo con Gastroenteritis, cólicos de los intestinos, tenesmos-
Nux vomica C 30 – 3 dosis

08.07.2002- Varias semanas sin molestias. Ahora –antes de la menstruación y muy preocupado por una hija enferma- reaparecen los síntomas neurológicos ligeramente –pero con buen estado general

Se receta Veratrum album Q12, de la misma manera

12.08.2002- Informe: sin molestias –no necesita medicamento

11.09.2002 EMBARAZADA –se siente bien

Durante el embarazo no tiene síntomas neurológicos. Se siente física- y psíquicamente bien.
NO TOMA MEDICAMENTO

24.01.2003- Infeccion respiratoria aguda- con cabeza obnubilada y ligeras parestesias en la cara y cabeza. Emocionalmente y estado general muy bien. Gelsemium C 30 – 3 dosis

28.04.2003- Parto sin problemas, Hijo sano. No tiene síntomas

04.09.2003- Con la 1. menstruación después del parto regresan los síntomas de la MS, en forma grave –con un cuadro síntomático nuevo:
• síntomas exclusivamente del lado derecho
• sensación de pesadez en el brazo y la pierna derechos ( 1 )
• sensación de hinchazón en brazo y pierna derechos ( 2 )
• hormigueos en brazo y pierna derechos ( 1 )
• sensación de calor ( 2 )
• agr. antes de la menstruación (mareos, frío, debilidad, sudores) (1)
• agr. por el calor (3)
• humor cambiante ( 2 )
• llora frecuentemente ( 2)

Se receta Pulsatilla C 200, 1 dosis con mejoría rapida

29.12.2003 Sin mayores problemas hasta este momento. Ahora terminó de dar el pecho a su hijo y vive otro ataque de la MS.

Se repite Pulsatilla C 200, 3 dosis en agua; la paciente se recupera y no requiere tratamiento por el momento.

06.03.2004- Muy preocupado por un hijo de ella que se enfermó muy agudo –desarolla otro ataque de la MS con los siguientes síntomas:
• Sensación de hinchazón en la cabeza (2)
• Hemiplegia de las extremidades del lado derecho (3)
• Entumecimiento de la cabeza (1)
• Calor ardiente en la cabeza (3)
• Calor de la cabeza agr. en un cuarto caliente (2 - 3 )

• Calor de la cabeza mej, al aire libre (2)
• agr. por el toque más ligero (2)
• Debilidad de las piernas (1)
• Inquietud –debe moverse constantemente (2)

Se recetó Apis C 30 por una semana –disuelto en agua con mejoría notable.
Con Apis C 200 y 1 dosis Apis 1M se recupera bien

20.09. 2005 –Se enfermó de una Borreliosis aguda y recibe del médico de cabecera Doxycyclin, un antibiótico, por un tiempo de casi 3 semanas.

Terminando este tratamiento sufre una recaida de sus síntomas –semejantes a los del septiembre 2003:
• Debilidad en general (1)
• Pesadez del brazo y de la pierna derechos (1)
• Sensación de hinchazón de la pierna y del brazo derechos (2)
• Sensación de calor (3)
• Mareos, mej. al caminar al aire libre (2)
• Síntomas agr. antes de la menstruación ( 1)
• Síntomas agr. por el calor (3)
• Llora constantemente (2)
• Humor cambiante (2)

10.11. 2005 Se receta Pulsatilla 1 M
No ha sufrido más ataques de la encepahlitis desde entonces.

¿Qué podemos concluir respecto a la situación miasmática de este caso ?

Para contestar esta pregunta escuchamos nuevamente a Boenninghausen.

A la edad de 80 años Boenninghausen escribio una carta dirigida a un colega, diciendo en ella: “…cada vez estoy más convencido de que muchos de los medicamentos antipsóricos de Hahnemann pertenecen al campo de la Sycosis y que van a desarrollar su efecto completo solamente tocando terreno sicótico.”
“….muchos de los medicamentos antipsóricos de Hahnemann pertenecen en mayor o menor grado al terreno de la Sycosis y Sífilis, y van a desarrollar su efecto completo solamente aplicándolos en padecimientos sicóticos o sifilíticos respectivamente.” CvB, Escritos Menores (EM), página 788

Al segundo aspecto de esta última frase podemos relacionar con otro comentario de Boenninghausen, diciendo:
“ En las enfermedades crónicas es de suma importancia de reconocer desde un principio al Miasma que forma el terreno para los trastornos actuales del paciente. “ EM, página 759

En otras palabras, medicamentos sicóticos requieren de un terreno sicótico para que puedan desarrollar su mayor eficacia.

Con sus estudios comparativos entre Thuja (Sícosis) , Sulfur (Psora) y Mercurio (Sífilis), Boenninghausen mostró que muchos de los síntomas y medicamentos que Hahnemann relacionó exclusivamente con la Psora, también tienen un personoide sicótico.

En el capítulo sobre la Sicosis, Boenninghausen menciona también que por lo general un medicamento único no basta para el tratamiento de los 3 grandes Miasmas, es decir, el tratamiento de enfermedades crónicas requiere en muchos casos de varios remedios, sobre todo cuando nos vemos confrontados con casos en los cuales 2 ó 3 miasmas están activos al mismo tiempo.

Otra experiencia de Boenninghausen coincide con nuestras experiencias hoy en día :
Muchos casos tratados alopáticamente, incluyendo casos que se caracterízan por supresiones, requieren al principio del tratamiento homeopático de medicamentos ANTISYCÓTICOS.

Regresamos con estas aclaraciones de Boenninghausen un momento más a nuestro caso de Encephalitis disseminata y reconocemos claramente que se trata – en todas las fases que hemos visto -de cuadros con predominancia sicótica y que los medicamentos recetados fueron consecuentemente también de orden sicótico. Boenninghausen fue capaz de comprobar que los medicamentos utilizados –Veratrum album, Apis y Pulsatilla- no solamente poseen un personoide psórico sino también sicótico.

Terminamos con otras palabras de Boenninghausen. “ El que está interesado en desarrollar más nuestra ciencia bendita, el que se preocupa verdaderamente por los padecimientos de los seres humanos, no va descartar estos conocimentos sin haberlos revisado y experimentado.”

Y nunca vamos a reprochar a Hahnemann por lo que no fue posible terminar y completar, porque “estando de pie sobre sus hombros somos obviamente capaces de ver un poco más lejos de lo que él mismo hizo. Pero solamente cuando utilizamos sus descubrimientos y su metodología seremos capaces de reconocer y entender lo que vemos más a distancia.”

Bibliografía
Clemens von Boenninghausen, « Kleine medizinische Schriften », Arkana Verlag, Heidelberg, 1984
Clemens von Boenninghausen, „Therapeutisches Taschenbuch“, revidierte Ausgabe, Sonntag Verlag, 2000
Clemens von Boenninghasuen, „Abgekürzte Übersicht der Eigenthümlichkeiten und Hauptwirkungen der homöopathischen Arzneien“, B.von der Lieth Verlag, Hamburg 1999
Martin Stahl, Briefwechsel zwischen Samuel Hahnemann und Clemens von Boenningausen, Haug Verlag, 1997

Autor: Dr. Ulrich Dominik Fischer, Grünwälderstrasse 10-14, 79098 Freiburg, Alemania
Past President LMHI, Vice President ECH