Caso de Murex purpurea

Dolor abdominal y sospecha de tumor
Sra. K, de 40 años, comadrona. Se quejaba del abdomen; creía tener un tumor. Severo dolor cortante como un cuchillo en la región del útero que corría hacia arriba hasta la mama derecha; dolores, indefinidos, que corrían hacia arriba y a través de la pelvis, peores acostada, dolorimiento hacia arriba y a través de la pelvis, peor tumbada, dolorimiento en el sacro, pesadez hacia abajo en la región uterina como si el útero fuera a salirse. Sensación de vacío en el estómago. Leucorrea amarillo verdosa, con picor en los labios y el monte de Venus; deseo sexual intenso. Le habían dicho que tenía el cuello uterino ulcerado y erosionado, y era sensible al tacto. El contacto del dedo con el cérvix provocaba un dolor cortante afilado que ella describía que corría hacia la mama izquierda. El útero estaba agrandado e indurado. Había sido madre de varios hijos; había tenido varios abortos, y estaba acostumbrada al trabajo duro. Había sido tratada localmente por un especialista de reconocida habilidad, y había tomado muchos remedios de su selección y por su propio caso medicinal, todos muy bajos. Su menstruación era bastante normal.

 Para considerar los rasgos importantes y guías de este caso, debemos comparar varios remedios, pero principalmente Murex y Sepia.
El dolor cortante en el útero se ha encontrado en Curare, Murex y Sepia, pero Murex es el único que produce un dolor cortante en el útero que se irradia hacia la mama izquierda.
La sensación de vacío en el estómago es característica de Murex, Phos. y Sepia.
Pulsaciones en el útero, pertenece sólo a Murex. La pesadez hacia abajo es común a Murex y Sepia, pero la excitación sexual sólo es de Murex. Ambos tienen leucorrea verde amarillenta. Dolor en el sacro es común a Murex, Sepia y muchos otros. “Agrandamiento de intestinos” se encuentra en Murex de Allen, aunque no se menciona en  la Terapéutica uterina de Minton. Los dolores en Murex van hacia arriba y a través, peor acostada. En Sepia la paciente está mejor acostada, y los dolores se irradian alrededor.
Murex 200, una dosis se le dio. Empeoró mucho durante varios días. Luego la mejoría llegó y duró dos semanas. El remedio se repitió de nuevo. Un año después se quejó de retorno de síntomas. A una dosis le siguió el subsiguiente alivio, desde entonces no volvió a quejarse, todo ello gracias al método individualizador.


Autor: Dr. J.T. Kent
Publicado en su libro New Remedies, Clinical Cases, Lesser Writings (1926).