Caso clínico tratado con potencias LM

RAUL Niño de 8 años. Lo veo por vez primera en junio de 1999. Viene acompañado por sus padres. Motivo de consulta: Otitis agudas de repetición, dolorosas y supurantes que se acompañan la mayor parte de las veces con fiebre alta. Pérdida paulatina de audición. Síntesis de la Historia clínica y Biopatocronia. (Relato de su madre). Con 1 año tuvo Bronquiolitis en varias ocasiones y estuvo tratado con Antibióticos. A los 2 años le diagnostican de Adenoides de tamaño grande. Aconsejan extirparlas cuando tenga 4 ó 5 años. La secreción nasal es verde y espesa. Sin embargo no tiene tendencia a catarros de nariz. No hay estornudos. A los 3 años una noche hace una Laringitis estridulosa que lo tratan con Sulmetin-papaverina en supositorios y Urbasón inyectado. Por esta época “tuvo catarros fuertes con grillera y fatiga” (disnea), con relativa frecuencia. Embarazo, nada que reseñar. Parto, nada que reseñar. Vacunado, no tuvo reacción alguna. Varicela. “Los procesos de oídos son muy frecuentes con dolores agudos y secreción sucia y pegajosa como cera. A menudo los oídos los siente taponados”. “Cada otoño al comenzar el colegio tiene amigdalitis pultáceas con fiebres altas. Hace más de 1 año que no ha tenido ningún proceso faríngeo”. “Los cambios de estación son los momentos más peligrosos porque se resfría con mucha frecuencia y enferma”. Transpira con facilidad sobre todo la cabeza y la cara. “Nunca tiene sed y apenas bebe agua”. “Es muy goloso y deben controlarle el dulce porque tiene un cierto sobrepeso”. A veces tiene cefaleas frontales que, sin embargo, no le impiden seguir en sus tareas del colegio y sus juegos. “Es muy abierto, alegre e inquieto”. “Con los niños es muy dictatorial”. “Siempre quiere hacer su voluntad. Se obstina en lo suyo y no atiende a razones”. “Muy perseverante cuando quiere obtener algo; es zalamero y también llora para conseguirlo”. “Muy impaciente, todo lo quiere ya”. “Es torpón, todo lo lleva por delante. No sabe apreciar los espacios de los demás y llega desafiando”. “Es intrépido, nunca ve el peligro, se lanza en seguida y sin embargo da la sensación de que tiene miedo en algunos momentos”. “Aguanta mucho el dolor”. “Durmiendo, alguna vez habla en voz alta”. “En habitaciones cerradas se agobia mucho, necesita espacio y salir a la calle”. Anatómicamente es fuerte, tiene complexión atlética. A la exploración: tiene hipertrofia amigdalina bilateral con criptas tonsilares evidentes. Adenoides visible en las dos narinas. La presión del trago es muy positiva en ambos oídos. REPERTORIZACIONES Repertorización total: síntomas y cuadro repertorial Puntuación miasmática Repertorización de la Psora total Repertorización de la Psora Repertorización de la Pseudopsora Repertorización de la Pseudopsora y los síntomas sin marcación Repertorización de la Syphilis y los síntomas sin marcación La puntuación miasmática tras la repertorización de la totalidad sintomática nos muestra que: la Psora cubre 5 rubros de los 16 en total, la Pseudopsora cubre también 5 rubros, la Syphilis 4 y quedan sin marcación los 5 restantes. Repertorizando aisladamente cada uno de los miasmas existentes vemos los medicamentos que cubren la sintomatología de cada uno de ellos y sobre todo de los miasmas predominantes Psora y Pseudopsora. Después de cotejarlos en la Materia Médica Pura comienzo a darle Sulph. 12 LM. Elijo esta potencia dada la vitalidad que presenta y su buen estado general. Lo toma en bebida plus, es decir diluyendo un glóbulo del medicamento en una solución hidroalcohólica al 5%. Dosis 1 gota de dicha solución en 1 cucharada sopera de agua mineral, extrayendo de esa cucharada 1 gota que se lleva a una 2ª cucharada de agua mineral y es ésta la que toma 8 días alternos, 1 toma por día. Descansa 7 días y pasa a la dilución 15 LM, que la toma de la misma manera. Y después del descanso toma la dilución 18 LM y lo cito para revisión. Me llama su madre al comenzar a tomar la 15 LM porque hay un aumento ostensible de la mucosidad por nariz que es espesa, de color blanco y aqueja dolor en el oído izqdo. Interpreto que esto es una agudización de su proceso y le indico que rebaje la dosis diluyéndola en una tercera cucharada sopera de agua mineral. Al día siguiente me llama confirmando la mejoría de los síntomas. Pauto esa dosis para las tomas siguientes. 1ª revisión. (final de VIII – 99) Refiere la madre que no ha tenido ningún proceso agudo de oídos aunque se ha quejado muchos días de molestias en ambos oídos que desaparecían espontáneamente. Pasa mucho tiempo en el mar bañándose. Le sigo subiendo diluciones de 3 en 3 puntos y lo vuelvo a ver después de haber tomado la 30, 33 y 36 LM. 2ª revisión. (I – 00) La secreción de coanas posteriores, que escupe todas las mañanas después de levantarse, ha disminuido ostensiblemente, no refiere molestias en oído, aunque a veces los siente tapados; pero se destapan espontáneamente. Exploración: En la espalda comienza a aparecer en zona dorsal una leve foliculitis sebácea no pruriginosa y la piel está áspera. Los oídos presentan ligero enrojecimiento pretimpánico en ambos. Presión en el trago es de dudosa positividad. La mucosa de la nariz está moderadamente hiperémica, no se observa secreción. En garganta nada que reseñar. Esta más tranquilo en general. Cuando esporádicamente me llaman porque han observado y el paciente lo confirma, que ha aumentado la mucosidad en garganta o bien se ha enfriado y tiene algo de tos; toma durante unos pocos días 1 gota de la potencia 6 LM en bebida plus diariamente y siempre se resuelve la situación. Cuando se cumple aproximadamente 1 año de tratamiento tiene un episodio de dolor fuerte en oído izqdo que después pasa al drcho con fiebre moderada y afectación de su estado general; está acostado la mayor parte del tiempo; hay ligera anorexia. Le prescribo 6 LM en bebida plus 3 tomas diarias de 1 gota en 1 cucharada sopera de agua mineral durante 3 días seguidos y me llama. El proceso se ha resuelto. 3ª revisión. (VI – 00) Está menos inquieto, mas tranquilo, va muy contento al colegio y es trabajador. Durante este tiempo no surge ningún proceso más de otitis o amigdalitis. En la exploración Rinoscópica no se observan Adenoides aunque la mucosa esta hiperémica y apenas hay secreción. Los oídos tienen gran cantidad de cerumen que impide una buena exploración; pero no se ve hiperemia. La garganta tiene la mucosa levemente enrojecida y no se observa moco en pared posterior. Las amígdalas han disminuido de tamaño y no se observan criptas. Ordeno que se le practique un estudio radiográfico de senos y el resultado es que no se observa nada patológico. Durante 2 años más sigue tomando el mismo medicamento y potencias siempre ascendentes; desde la dilución 93 hasta la 162 LM con la dosis diluida 3 veces tomando 8 días alternos y descansando 12 días. Le veo en revisión cada 4 meses. [En las ocasiones en que se acatarra de nariz (un coriza simple) se soluciona tomando extractos de Echinacea y Propóleo.] 5ª revisión. (IX – 2003. 12 años). Durante el verano ha estado más inquieto, muy nervioso y preocupado por nimiedades. En general ha estado revuelto pero sin síntomas claros y definidos. Le gusta mucho el mar, acude diariamente a la playa y pasa varias horas bañándose y buceando, algunos días acusa ligeras molestias en los oídos que las tolera muy bien sin necesidad de tomar nada. Un fin de semana descendió en piragua un río y estuvo mojado prácticamente toda la jornada y al día siguiente el oído izquierdo comienza a dolerle aunque no hay secreción. Tiene tos, más de noche y escupe verde-amarillento al levantarse por las mañanas, de día los síntomas son menos intensos. Me llaman por este motivo y eso provoca que lo vea en consulta. A la exploración los oídos están hiperémicos y hay trago positivo en el oído izquierdo. La nariz también esta congestionada y con secreción clara no muy abundante. En el brazo izquierdo se palpa un nódulo rodadero que duele a la presión; impresiona como un lipoma. Su torpeza ha mejorado, rompe menos objetos y tropieza menos. La transpiración de cabeza y cara ha desaparecido prácticamente. Repertorizo los síntomas que presenta en ese momento y observamos que el miasma predominante es la X (Pseudopsora), repertorizamos dicho miasma y empiezo a darle Calc-c. 15 LM glóbulo seco subiendo potencias de 3 en 3 y tomándolo cada 15 días hasta llegar a la potencia 24 LM y a partir de ahí se le espacia a 20 – 25 días. Es el medicamento que ya en la primera repertorización al tomar el caso cubría muy bien los síntomas de la X (Pseudopsora). 6ª revisión. (II – 04) Lo veo a los 4 meses y se encuentra bien, sin síntomas. Entonces toma el glóbulo sublingual cada mes y le doy potencias desde la 45 a la 60 LM del mismo remedio (Calc-c.). 7ª revisión. (VII – 2004) En la exploración: la presión del trago se ha negativizado. En nariz sigue la hiperemia pero es moderada. Ha desaparecido el lipoma. Se le ha hecho una Audiometría de control. Ha mejorado con respecto a la inicial tanto en los sonidos entre 1000 – 2000 hz como en la escala de los 4000 – 8000 hz. Clasificándolo en este momento como hipoacusia leve. Transcurre 1 año sin más problemas. Toma una vez al mes glóbulo sublingual de Calc-c. hasta la potencia 84 LM. Primavera de 2005; hace una Otitis drcha con mucho dolor y abundante secreción de cera junto a un proceso catarral de vías altas con tos productiva. Me llaman por tlfno., le cambio la dosis y comienza a tomar bebida plus, 1 gota diluida 3 veces durante 3 días seguidos y después 1 gota entera días alternos, 8 tomas en total y descansando una media de 10 días entre las ascendentes diluciones. Así continúa hasta la potencia 102 LM en que dada su buena evolución vuelve a tomar glóbulo sublingual cada mes hasta la potencia 110 LM. (IX – 2005) (tiene 14 años) El fin de semana último tiene un proceso catarral de vías bajas fuerte y le llevan al servicio de Urgencias diagnosticándole una Bronquitis. Le recetan Antibióticos que no se los dan. Su madre me llama por teléfono y después de tomarle los síntomas le doy Bry. 200 CH diluido para tomarlo días seguidos; remite la tos y las secreciones en muy pocos días (4 días). No hay participación del oído. 8ª revisión. Lo he visto en Noviembre de 2005 y no hay ninguna novedad, sigue bien. Ha cambiado mucho en su manera de ser. Es más tranquilo, nada impetuoso, no obstinado, no dictatorial, buen estudiante (notas y comportamiento), destaca en la clase. Tomará glóbulo sublingual mensualmente de diluciones ascendentes. Lo veré cada 5 – 6 meses. En los 6 años de tratamiento y tratándose de una enfermedad miasmática crónica solamente ha tomado 2 medicamentos, un antipsórico, el prototipo según Hahnemann, SULPHUR, con lo que la Psora activa pasó a la latencia; pero su evolución miasmática despierta la Pseudopsora y entonces le prescribimos CALCAREA CARBONICA, medicamento antipseudopsórico. Ha evolucionado muy bien encontrándose totalmente asintomático en el presente. Autora: Dra. Esperanza Lanas Larrañaga - Academia de Homeopatía de Asturias. Ponencia presentada en el II Congreso Nacional de Homeopatía. Tenerife, 28 Abril a 1 Mayo de 2006.