DOCUMENTO ACERCA DE LA INFLUENZA EN MÉXICO 2009

Introducción Este estudio se basa en las observaciones de la epidemia de influenza que México sufrió en 1918 así como en lo apreciado actualmente por la infección del virus llamado de la influenza porcina, también llamado virus de la Influenza A H1N1 durante los meses de abril y mayo del 2009 en la ciudad de México. Su objeto es informar a los médicos homeópatas acerca de los síntomas característicos de la epidemia actual así como de los medicamentos más indicados para su tratamiento y prevención. El documento esta fundamentado principalmente en la tesis inaugural del Dr. Manuel Mazari para obtener su titulación en la Escuela Libre de Homeopatía de México “Breve estudio sobre la última epidemia de influenza en la ciudad de México (1918)”, así como en boletines emitidos por la Secretaría de Salud, noticias publicadas en los medios en general y algunos casos clínicos comentados por médicos homeópatas. La ciudad de México tiene una población aproximada de 23,000,000 de habitantes, por lo que los aproximadamente 2,000 casos de la enfermedad son relativamente pocos y no todos hemos tenido la experiencia de atender algún paciente. Los síntomas son prácticamente los mismos que en la epidemia de inicios del siglo XX, sólo hemos podido confirmar 2 síntomas nuevos, el miedo a la muerte y la aparición de fiebre alta desde el principio de la enfermedad, características de la epidemia en el 2009. La época del año es también la misma, en la primavera, aunque en la epidemia de 1918 la parte más difícil fue el otoño. Ya está en preparación un nosode de la influenza, que denominamos Influenzinum 2009, para diferenciarlo del Influenzinum con el que ya contamos en nuestra materia médica. La literatura médica tradicional menciona que este virus ha sido el agente causal de las epidemias de influenza de (1918 -1919), (1933-1935), (1946-1947), (1977-1978), por lo que el documento base es la fuente más fidedigna que contamos hasta el momento. Tanto en esta enfermedad en particular como en la gran mayoría de las enfermedades en general, el diagnóstico temprano, la atención profesional inmediata, y sobre todo la prevención y la no automedicación son básicas y esenciales para evitar complicaciones, que en este caso pueden ser mortales. Esperemos que la experiencia de algunos médicos homeópatas mexicanos sea de utilidad al gremio en el mundo entero.
Síntomas de influenza Respiratorios (ligeros) 1. Coriza propagada a los senos frontales 2. Anosmia 3. Pérdida del gusto 4. Congestión de la mucosa nasal 5. Bronquitis, traqueítis, faringitis (con dolor ardoroso intenso) 6. Epistaxis espontánea 7. Tos frecuente
Respiratorios (acentuados) 1. Angustia respiratoria (disnea) desproporcionada con los síntomas físicos 2. Coriza intensa 3. Tos espasmódica seca 4. Epistaxis abundante 5. Hemoptisis 6. Catarro de las conjuntivas 7. Fluxión catarral movediza retronasal 8. Esputos numulares 9. Congestión pulmonar de los vértices
Gástricos 1. Distensión abdominal 2. Anorexia con sed viva 3. Náuseas 4. Vómitos incoercibles (alimenticios, mucosos o biliosos) 5. Pirosis 6. Lengua seca y pastosa (pálida azulosa). Lengua opalescente 7. Halitosis 8. Estomatitis aftosa 9. Disfagia 10. Placas violáceas en la faringe 11. Dolores ardorosos en las mucosas (faringe, esófago y epigastrio) 12. Meteorismo, cólicos con dolores calambroideos 13. Evacuaciones diarreicas, dolorosas, biliosas, fétidas y debilitantes (algunas veces tenesmo rectal) 14. Enfriamiento de las extremidades
Mentales 1. Delirio acentuado por la noche 2. Melancolía 3. Tristeza 4. Miedo a la muerte
Nerviosos 5. Cefalalgias 6. Neuralgias varias (ojos, oídos y lumbar) 7. Temblores (en ocasiones, y sobre todo en niños convulsiones) 8. Insomnio 9. Astenia 10. Irritación meníngea (con fenómenos meníngeos, fotofobia y sobresaltos) 11. Lipotimias y síncopes 12. Zumbido de oídos (tinnitus)
Generales 1. Dolores reumatoides 2. Fiebre con escalofrío de 39-40ºC, pulso variable (acompañado de diarrea y vómito) 3. Cefalalgia gravitativa (entre la nuca y cuello con sensación de pesadez) Neuralgias generalizadas 4. Neuralgias: 4a. Neuralgia intercostal 4b. Neuralgia supraorbitaria 5. Dolores en los huesos de las extremidades (sobre todo de las inferiores) 6. Sensación de magulladura de todo el cuerpo, como si hubiese sido golpeado (de manera evolutiva desde dolorimiento reumático hasta la sensación de rotura de huesos) 7. Insomnio 8. Adinamia 9. Postración (acompañado de fiebre alta y disnea intensa) 10. Agitación, delirio y coma
EVOLUCIÓN 1. Incubación unas horas (dolores vagos) 2. Periodo de estado primeras 24hrs (coriza, fiebre, astenia, bronquitis, epistaxis, dolores neurálgicos y gástricos) 3. Declinación al 4 día con defervescencia de sudores copiosos (dejando al enfermo somnoliento) 4. Convalecencia por lo menos 2 semanas (anorexia, lasitud, debilidad general, sobre todo la tos seca), cuidados especiales por los enfriamientos (por recaídas)
DURACIÓN 1. Leve 3-4 días 2. Moderado 7-8 días 3. Graves por 2 semanas 4. El total de la epidemia 3 meses (sin producir inmunidad)
DIAGNÓSTICO 1. Cara vultuosa (congestionada) 2. Disnea con angustia 3. Cefalalgia supraorbitaria 4. Anorexia con sed viva 5. Coriza 6. Tos seca continua 7. Dolores generalizados (como de contusión) 7a. Lumbalgia 7b. Miembros inferiores 8. Decaimiento progresivo (desde la debilidad hasta la postración) 9. Fiebre alta, súbita y con escalofrío 10. Epistaxis y hemorragias generalizadas
GRUPOS DE RIESGO 1. Inmuncomprometidos a. lesiones orgánicas b. condiciones crónicas 2. Complicaciones de la epidemia a. bronquitis b. bronconeumonia c. neumonía 3. Edades a. niños menores de 18 años i. riesgo bajo ii. baja prevalencia b. adultos i. riesgo medio ii. alta prevalencia c. ancianos i. riesgo alto ii. baja prevalencia
MEDIDAS HIGIÉNICAS 1. Aislamiento de los enfermos en habitaciones a. Hospitales b. Cuarteles c. Colegios d. Cárceles 2. Mantenerse en interiores 3. Aseo frecuente individual y de las habitaciones 4. Cordones sanitarios y cuarentenas (no ha demostrado su efectividad)
5. * Medidas generales de prevención para la población en general por las autoridades de Salud La actual epidemia de influenza A(H1N1) es un problema de salud pública que necesita todas las medidas posibles, pues amenaza la salud de los mexicanos; su protección es un derecho y una responsabilidad social y política. El Estado, el pueblo mexicano y las instituciones públicas y privadas, deben trabajar unidos por un objetivo común que es el regresar a nuestras actividades cotidianas, a la vez que se actúa por preservar la salud y la vida a través de medidas preventivas. Por esta razón se han emitido los lineamientos de prevención y control en materia de influenza A (H1N1), específicos para cada uno de los entornos que impliquen escenarios favorables para la diseminación de infecciones que se transmiten por vía respiratoria como es el caso de este nuevo virus. Estos lineamientos se irán incrementando y actualizando conforme la sistematización del conocimiento vaya avanzando; este conocimiento se irá resumiendo en uno o varios documentos “Criterio” que igualmente se han de tener como referencia.
Son dos los conceptos fundamentales de estos lineamientos: • Distanciamientos Social y • Mejora e Higiene del Entorno
Se mantiene la insistencia y aseguramiento de las prácticas de higiene personal como son: • Lavado de manos • Técnica correcta del estornudo
Y se establecen mecanismos de procedimiento de acceso a estos entornos • Filtro de Supervisión
Todos los lineamientos cuentan con anexos específicos, y se apoyan en los materiales que la Secretaría de Salud pone y actualiza a disposición pública para su difusión, reproducción y actualización.
Iniciamos estos lineamientos con: • Restaurantes, ya que fundamentalmente son lugares de riesgo la cocina y los baños; así como el correcto lavado de las manos e higiene respiratoria, tanto del personal que prepara y oferta los alimentos como de los comensales. • Centros de trabajo, ya que es el entorno en que mayor tiempo pasamos, y en el cual debemos informar a los empleados sobre las medidas preventivas que se deben de cumplir para disminuir el riesgo de contagio por el virus A (H1N1). • Transporte público, ya que es el entorno de estancia o permanencia temporal que puede volverse un medio de propagación. Pues el contagio es de persona a persona. • Centros de reunión cerrados, la concurrencia de personas en lugares cerrados son favorables para la diseminación del virus de la influenza A (H1N1). Están enfocados para que todos tengamos las mejores condiciones posibles, mantener lo más posible la continuidad de la vida social, económica y política del país a la vez que contener la propagación de esta epidemia.
Acciones generales de higiene de cada persona en una epidemia 1.- Lavarse las manos después de toser o estornudar. 2.- Cubrir la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar. 3.- Si no tiene pañuelo utilice el ángulo interior del codo. 4.- Evitar acudir a lugares concurridos. 5.- Evitar saludar de mano o beso, cuando esté enfermo. 6.- Evitar escupir al suelo y en otras superficies expuestas al medio ambiente. 7.- Desechar los pañuelos en bolsa de plástico cerrada. 8.- No compartir vasos, platos y /o cubiertos, ni alimentos y bebidas. 9.- Seguir las recomendaciones del médico y no automedicarse. 10.- Mantener ventilado tu lugar de trabajo y casa, permitiendo la entrada del sol. 11.- Beber muchos líquidos y alimentos ricos en vitamina C. 12.- Evitar los cambios bruscos de temperatura. 13.- Evitar tocar ojos, nariz y boca sin antes haberse lavado las manos.
PROFILAXIS 1. Medicamentos homeopáticos a. BAPTICIA TINCTOREA b. INFLUENZINUM c. ARSENICUM ALBUM TRATAMIENTO MEDICO HOMEOPÁTICO En la Medicina Homeopática No Hay Un Medicamento Especifico, para un cuadro nosológico en particular, (ya que básicamente se toman en cuanta los síntomas mas comunes o generados en la repetición de caso), pero en las epidemias debidas a un agente causal común con respecto a la susceptibilidad de la población en ese momento en particular y la repetición de los síntomas, se llega a disminuir el rango de medicamentos mas utilizados para esa epidemia y así se saca lo que se conoce como “El genio de la Epidemia”, el cual va a consistir en un grupo de medicamentos con los síntomas mas semejantes a los presentados por los enfermos en común. En Homeopatía para instituir el tratamiento, es necesario tener en cuenta el grado de reacción del enfermo y los síntomas por los cuales se manifiesta la enfermedad. De este modo y tomando en consideración los síntomas observados en la ultima epidemia (1918), para encontrar el medicamento semejante, hicimos uso satisfactorio éxito de los siguientes remedios: Aconitum napellus, Actea racemosa, Allium cepa, Ammonium phosphoricum, Antimonium tartaricum, Arnica montana, Arsenicum album, Baptisia tinctorea, Belladona atropa, Bryonia alba, Camphora, Carbo vegetabilis, Carbolic acid, Causticum, Chamomilla, China officinalis, Drosera rotundifolea, Eupatorium perfoliatum, Euphasia, Ferrum phophoricum, Gelsemium sempervirens, Glonoinum, Hepatica triloba, Hyosciamus niger, Influenzinum (correspondiente a la epidemia), Ipeca, Lachesis trigonocephalus, Lycopodium clavatum, Mercurius vivus, Natrum sulphuricum, Nux vomica, Opium, Phosphurus, Phytolaca decandra, Pulsatilla, Pyrogenium, Rhus toxicodendron, Sticta pulmonaria, Sepia officinalis, Sulphur. Dentro de estos medicamentos y tomando los síntomas anteriores los podríamos clasificar en grupos, con respecto a su acción mas característica, sin que en ningún momento se discrimine su uso en fuera de esta clasificación. Todos los medicamentos pueden ser usados en algún momento del curso de la influenza, ya que todos producen síntomas semejantes.
Los medicamentos más usados en la influenza hemorrágica: Arnica montana, Arsenicum album, Baptisia tinctorea, Belladona atropa, Bryonia alba, Camphora, Carbo vegetabilis, Chamomilla, China officinalis, Ferrum phophoricum, Influenzinum (correspondiente a la epidemia), Ipecacuanha, Lachesis trigonocephalus, Mercurius vivus, Phosphurus, Sepia officinalis, Sulphur.
Nosodes: Influenzinum (correspondiente a la epidemia), Pyrogenium, Anthracinum.
BIBLIOGRAFIÍA 1. Mazari Manuel, Tesis Inaugural “Breve estudio sobre la última epidemia de influenza en la ciudad de México” (1918). 2. http://portal.salud.gob.mx/contenidos/noticias/influenza/estadisticas.html 3. http://portal.salud.gob.mx/index.html 4. Periódico Excelsior, miércoles 29 de Abril de 2009. 5. Radar 9.0 Homeopathic Software, Archibel Bélgica. 6. J. T. Kent MD, “Final General Repertory”, revised, corrected, augmented and edited by Dr. Pierre Schmidt, 2ª Ed. 1982, B. J. Publishers, New Delhi India. 7. J. T. Kent MD, “Materia Médica Homeopática” Edit. F. Olmedo, México DF. 1982. 8. Vijnovsky Bernardo MD, “Tratado de Materia Médica Homeopática” en tres tomos. Buenos Aires Argentina 1980. 9. Harrison et al, “Principios de Medicina Interna”, 17ª Edición, pp1127, cuadro 180-1.
Autores: Est. Luis Jamil Bonilla Galicia, Dr. Oscar Alberto Legaria García, Dr. Emmanuel Pérez Lorenzo, Dr. Fernando Darío François Flores.
Documento publicado en Internet por: http://www.infohomeopatia.com.ar/. México D. F., Mayo del 2009.