MOLUSCOS BIVALVOS

A los moluscos que tienen una concha dividida en dos partes, se les llama Bivalvos. A la familia bivalvos se les llama también Lamellibranchia o Pelecypoda. Los bivalvos aparecieron en la tierra hace más de 500 millones de años. Conocemos más de 6000 especies, incluyendo algunas tan familiares como la almeja, el mejillón, la ostra y la concha de peregrino. Todos son acuáticos, unos marinos y otros de agua dulce. Normalmente tienen un tamaño entre 1 y 10 cm. Entre los más grandes está la almeja gigante de los trópicos conocida por alcanzar 1,35 m. y un peso de más de 200 kg. Los bivalvos y los humanos Los humanos han usado a los bivalvos durante siglos, de diferentes maneras. Bivalvos como berberechos, almejas, mejillones, ostras o conchas de peregrino se comen en todo el mundo, incluso pueden cultivarse para este propósito. Los bivalvos comen dinoflaggelates, algas unicelulares que flotan libremente en el agua y son capaces de hacer la fotosíntesis. A veces, en los meses de junio a octubre ocurre un rápido aumento en la población de dinoflagellates, conocido como “la floración de algas”. Estas algas forman densos grupos en el agua, a veces visibles como manchas rojas, azules o moradas, de aquí que haya sido llamado este fenómeno “la marea Roja”, aunque ahora se considera un nombre inapropiado. Si esta floración es de algas venenosas va a afectar a la cosecha de bivalvos que comen en esta zona. Porque el bivalvo que come la dinoflagellates envenenada no le afecta la toxina. Sin embargo el cocinado no mata esta neurotoxina. De aquí que si se come el bivalvo el consumidor pueda ser afectado por una serie de síntomas, desde nauseas, vómitos y calambres abdominales a síntomas neurológicos mas severos. Puede llegar a un fallo respiratorio, acabando con la muerte. Este envenenamiento de los moluscos puede ocurrir con todos los bivalvos, pero es mas frecuente con almejas y calamares. La gente en algunas culturas, come, por tanto, solo los pies del bivalvo para evitar o reducir los riesgos de ser afectado. La joyería de la concha del bivalvo ha sido popular en todo el mundo durante siglos. Las conchas mas usadas para este propósito son aquellas en línea con la reluciente capa de la madreperla. La perla producida por la ostra y algunos mejillones son altamente valiosos como piedras preciosas. Las perlas son ahora cultivadas en situaciones controladas, en muchos lugares del mundo. Estas obtenidas así son las llamadas perlas cultivadas. La Casostrea gigas, la ostra del Pacifico, está siendo cultivada recientemente. Las ostras al filtrar su alimento, concentran polución química y orgánica en sus cuerpos. De aquí que sean usadas como indicadores de polución.
LA ANATOMÍA DEL BIVALVO La concha del bivalvo como la de la mayoría de moluscos está formada de carbonato cálcico en una matriz de proteína. El manto segrega estos componentes. La capa más exterior de la concha es la llamada periostracum. Posteriormente la concha se va depositando en ella desde dentro. La típica concha de bivalvo está compuesta de dos valvas, la derecha y la izquierda, que son la una con la otra casi como la imagen en el espejo. Juntas, las dos valvas, completamente cerradas protegen el cuerpo blando del molusco, cuando está completamente dentro. Una bisagra conecta las dos partes de la concha en un extremo. Arriba de la bisagra en ambas valvas está una protuberancia llamada umbo. Es la primera en formarse y la parte más antigua de la concha. A medida que va creciendo la concha una serie de líneas concéntricas se van formando a partir del umbo, estas líneas nos van a decir el estadío de crecimiento. El lado de la bisagra y el umbo son considerados la cara dorsal, mientras que el lado opuesto del cual sobresalen los pies es llamado el lado ventral. El flanco del cual sobresalen los sifones es llamado la parte posterior de la concha. Opuesta a ésta está la parte anterior. La forma de la concha, determinada tanto por su genética como por su medio, puede ser circular, semicircular, alargada, elíptica, oval, lanceolada, etc. Algunas conchas de bivalvos adicionalmente forman dientes en los extremos y a lo largo de la bisagra, y espinas en la superficie, para conseguir un CIERRE más efectivo y una mayor protección. Las dos valvas se cierran y se mantienen cerradas por la acción de los músculos abductores, uno anterior y otro posterior; para conseguir el efecto contrario posee una cinta de unión, el ligamento, que abre las valvas mediante su tracción; cuando los músculos abductores se relajan, la acción del ligamento abre las valvas, por eso están abiertas en los bivalvos muertos. En la superficie interna de la concha, la línea palial, marca el punto de unión del margen externo del manto, con la cara interna de la concha.
La madre perla Es el nombre popular que se le da a la nácar, la iridiscente capa interna de muchas conchas de bivalvos, tales como la ostra y los mejillones. La nácar está compuesta de una variedad de formas del carbonato cálcico depositado en finas capas superpuestas junto con algo de materia orgánica. El juego iridiscente de los colores por lo que es conocida la madreperla, es debido a la luz reflejada de las olas. Y por supuesto es llamada madre de la perla debido a la sustancia que el bivalvo usa para crear la perla. El manto Es una capa bien desarrollada y carnosa dentro de la concha que envuelve los órganos. En algunos géneros puede haber filas de tentáculos paralelos en sus márgenes dándole una apariencia de flecos. El manto esta unido a la concha por la línea palial, a lo largo de la cual se incorpora un surco, que proporciona espacio cuando se retraen los sifones. EL CUERPO El cuerpo del bivalvo está comprimido lateralmente. La cabeza reducida en comparación a los gastrópodos, y cefalópodos, la posición de la boca define el extremo anterior, mientras que el ano define el posterior. Ellos no tienen una distribución metamérica, sino que todo está empaquetado, y amontonado, como los intestinos del abdomen humano donde prevalecen la asimetría y los retorcidos. Los músculos son de fibra lisa como los músculos intestinales y sus movimientos son lentos e inconscientes.
La cámara respiratoria Los bivalvos filtran el alimento, las branquias están bien formadas y dividen la cavidad del manto en varias cámaras, pero ms a menudo hay una cámara inhalante en la que entra agua y una cámara exhalante de la que salen los desechos. En la cámara exhalante están situadas la cámara renal, la anal y la genital. La respiratoria contiene normalmente branquias con cilios. Estos cilios se mueven creando un remolino de agua fresca que permita la entrada de oxígeno y nutrientes. Es un sistema de criba de partículas que son atrapadas en un moco segregado por las glándulas salivares, y pasa después al esófago, de aquí al estómago, que está rodeado por una gran glándula digestiva verde, donde se van a producir una serie de enzimas para el proceso digestivo. Los bivalvos necesitan un FLUJO continuo de agua para su alimento y respiración. SIFONES En algunas especies el ángulo posterior del manto está plegado en uno o dos tubos, o sifones, que bombean agua hacia dentro y hacia fuera de la cámara respiratoria del manto. Por el sifón inhalante entra agua fresca con oxígeno y comida, mientras que el exhalante libera productos de desecho al agua. Estos bivalvos CAVAN profundo en un sustrato blando, y extienden sus sifones a la superficie del lecho marino para comer y respirar. A veces se podría producir un ATASCO en las branquias si lo que entra no puede ser suficientemente excretado, esto alteraría el intercambio de oxígeno en anhídrido carbónico Pero los bivalvos, que apenas pueden moverse, pueden literalmente tirar de la cadena de los sedimentos de sus cavidades corporales. Algunas especies de las Venero idas no tienen sifones pero los ángulos del manto están parcialmente plegados y esto dirige el flujo de agua hacia el interior del manto a manera de sifones. CÉLULAS SENSORIALES La cabeza, aunque esté presente, es rudimentaria y no tiene estructuras sensoriales. Los márgenes del manto están a veces alineados con nervios que son sensibles al tacto y a los cambios químicos y lumínicos. En aquellos que tienen alguna línea de tentáculos en el manto (scallop), los tentáculos son los poseedores de estas células nerviosas. En algunas especies, como la almeja, el borde de los sifones puede tener también algunos tentáculos. Unos rudimentarios ojos sensibles a la luz pueden estar presentes en los márgenes del manto. Sin embargo, los ojos del pecten jacobeus están bien desarrollados; equipados con cornea, cristalino y retina. Sin embargo, estos ojos no pueden formar imágenes claras, solamente pueden detectar luz y sombra.
EL PIE La mayoría de los bivalvos tienen un pie que se extiende hacia fuera, de la parte ventral de la concha, para poder desplazarse. El pie es muy musculoso en las especies que cavan tales como la almeja, pero no está tan desarrollado en otros. En el pectem y la ostra es mucho más reducido. En el pie está un órgano que segrega byssus, una excreción de filamentos cubiertos con una proteína adhesiva. Esta proteína no puede ser degradada por el agua. Por eso mediante el byssus los bivalvos se quedan agarrados al sustrato. Esta pegatina más tarde se endurece tanto como un cemento.
--------------------------------------------------------------------------- ANATOMÍA COMÚN A LOS BIVALVOS CONCHA DE DOBLE VALVA BYSSUS Y SECRECIÓN ADHERENTE CUERPO SIN FORMA LOS ÓRGANOS COLOCADOS IRREGULARMENTE FILTRO DE ALIMENTACIÓN ----------------------------------------------------------------------------- LOCOMOCIÓN EN LOS BIVALVOS La mayoría de los bivalvos son sedentarios y su locomoción es limitada o no del todo posible. Pueden usar su pie comprimido lateralmente para excavar o taladrar dentro de las diferentes superficies desde la blanda arena a la madera incluso a la roca. Otros se fijan ellos mismos al sustrato. Sin embargo los miembros de la familia de las vieiras son capaces de nadar cortas distancias para escapar de los predadores. REPRODUCCION Y CICLO DE VIDA DE LOS BIVALVOS Los bivalvos tienen sexos separados. Algunos son hermafroditas temporalmente; pueden cambiar su sexo a lo largo de su vida. Algunos como las ostras comienzan su vida adulta como machos y más tarde cambian a hembras. Las hembras desovan, es decir liberan una gran cantidad de huevos al agua donde serán fertilizadas por esperma de la misma manera soltado al agua por los machos. Estos huevos, nadando libres en el agua se convertirán en larvas. A menudo hay dos estadios en el desarrollo de las larvas. El primer estadio es de trocophore, donde la larva tiene una forma cilíndrica y posee cilios que le ayuda a moverse. En el segundo estadío, desarrolla lóbulos para nadar, llamados veliger, utiliza los lóbulos para impulsarse (paddle) Las larvas pasan algún tiempo en el plancton antes de asentarse y desarrollar las conchas. Utilizan los hilos de bussal para anclarse al suelo y asentarse. Algunos retienen estos hilos a lo largo de sus vidas. Como larvas están totalmente expuestos a los predadores, como compensación liberan millones de óvulos y espermatozoides. En algunas especies como las almejas de agua dulce, la fertilización es interna. Las hembras retienen el huevo en la cavidad del manto, donde son fertilizadas. Estos huevos desarrollan pequeñas conchas individuales. Las líneas de crecimiento de las conchas son un índice de la fecha de su crecimiento. Viven un número variable de años. Las almejas gigantes pueden vivir cientos de años. CONDUCTA DE LOS BIVALVOS LOS BIVALVOS SUJETOS Viven en la superficie y se sujetan a un sustrato firme. Los métodos de sujeción son variables: a)Hilos de byssus: hechos de un fluido pegajoso segregado por el molusco que se endurece y se pega al sustrato. b) byssus calcificado c) cemento calcáreo. A este grupo pertenecen las ostras, las conchas perlas, los mejillones y las almejas gigantes. Las ostras cuando son jóvenes son relativamente móviles, pero cuando van haciéndose adultas segregan hilos de byssus que se van adhiriendo a un sustrato duro; más tarde segregan carbonato cálcico que se endurece y fija la sujeción. Se llega a cementar y a fijarse completamente. Las almejas gigantes, al principio se fijan a un sustrato sólido usando el byssus pero cuando crecen se mantienen en el lugar solo por su gran peso. Algunas especies se empotran en los corales con sólo una apertura visible. Hay bivalvos que se fijan a sustratos de roca como los mejillones y otros se fijan a sustratos arenosos como la Pinna, concha alfiler, que clava su pincho en la arena y vive así. Los que cavan en sustratos blandos Estos viven en sedimentos de arena como de barro. Cavan o taladran en este sustrato y pueden llegar a hacerlo muy rápidamente. Coloca su pie en el sedimento y lo infla. Cierra su concha, lo que permite insuflar más sangre al extremo del pie que se infla. Este extremo inflado se convierte en un ancla y contrayendo los músculos del pie puede introducirse en el sustrato y cavar. Existen excavadores superficiales y profundos. Cavando profundamente en el barro, el problema para sobrevivir está en respirar y comer. Por eso en estos bivalvos aparece como unos pliegues del manto, una pareja de sifones tubulares. El largo de los sifones está determinado por la profundidad a la que haya que horadar. Los excavadores superficiales tienen un sifón corto y los profundos uno largo. Cuando se les toca o se les amenaza, el bivalvo puede RETRAER sus sifones. Sin embargo en algunos que excavan muy profundo, como la almeja de concha blanda –mya arenaria- el sifón es tan largo que no puede retraerse completamente, quedándose la parte posterior de las valvas ABIERTA; esto es lo que se llama la brecha posterior, que es signo de los excavadores profundos. Por tanto están más expuestos a los predadores quedándose DESCUBIERTO Y EXPUESTO. En otras, como la Panopea abrupta, los sifones puedes crear brazos largos. Pueden llegar a ser muy largos como en la que llamamos la almeja de trompa de elefante. Los excavadores superficiales tienen sus conchas esculpidas laboriosamente con unas crestas y espinas que les permiten ANCLARSE en la arena y resistir las fuertes corrientes de agua que les ARRASTRAN. A menudo tienen también conchas más finas. Son ejemplo de los excavadores en sustratos blandos las almejas y los berberechos. Los que cavan en sustratos duros La mayoría de estos son del orden Myoida. Excavan en la roca, madera o coral, y se quedan ahí permanentemente en sus madrigueras proyectando únicamente los sifones a la superficie. Como la mayoría excavan bastante profundo, sus sifones son muy largos y hacen su casa muy parecida a un tubo. La concha se modifica con esta PENETRACIÓN profunda. Las valvas no se CIERRAN COMPLETAMENTE y la bisagra es débil. Son ejemplos de taladradores la petricola pholadiformis y la Litophaga obesa, que horadan en la roca haciendo túneles y quedándose allí toda su vida. El teredo navales puede comer y digerir celulosa. Entra en la madera y crea largos túneles cilíndricos. Las cavidades horadadas. Estas excavaciones pueden también ser oportunistas, en antiguas ranuras o huecos donde ellos se fijan y crecen en esa cavidad tomando su concha la forma del espacio que ocupa. Bivalvos nadadores Estos incluyen especies tales como las vieiras (pectem jacobeus) que se mueven en el agua por el palmoteo de sus valvas, las valvas se abren a 30º y se cierran de golpe, expulsando agua del manto a ambos lados de la concha. La concha del scallop está adaptada a su conducta y es similar en forma y grosor al resto de los bivalvos. El cierre y la apertura de la concha del bivalvo El bivalvo ABRE su concha que le permite la entrada del FLUJO de agua que le va a permitir alimentarse y respirar. Necesitarían abrir sus conchas para moverse, por eso el pie tiene que HACER PROTRUSIÓN. CIERRA su concha cuando hay un entorno amenazante, tal como la amenaza de un predador. Cuando baja la marea, los bivalvos y los gasterópodos que se quedan al descubierto, cierran sus conchas y segregan una capa de moco alrededor de los bordes de la apertura, tanto para evitar la desecación por el sol o por el aire. Un bivalvo también cierra su concha en respuesta a la toxicidad del agua. Cuando la concha PERMANECE CERRADA, la presión de oxígeno de la hemolinfa disminuye, mientras aumenta la presión de CO2 y lentamente va disminuyendo el ritmo cardiaco, en otras palabras el molusco se SOFOCA y necesita ABRIRSE después de algún tiempo. Fotosimbiosis en los bivalvos Algunos bivalvos permiten que algas fotosintéticas vivan en sus tejidos, eso proporciona al alga un entorno estable para su supervivencia. A cambio el alga le proporciona comida. Sin embargo eso requiere una exposición a la luz solar y la concha debería permanecer parcialmente abierta. La almeja gigante tiene a veces un alga microscópica que le da un aspecto verdoso. Otros bivalvos hospedan algas en su interior pero no abren sus conchas. Su valva superior tiene una pequeña ventana que deja pasar la luz solar y permite al alga proporcionarle comida. LOS HÁBITOS DE COMIDA DE LOS BIVALVOS La mayoría de los bivalvos filtran el alimento. Dependen de que un flujo de agua entre y salga de la cavidad del manto. Los cilios en sus agallas crean una corriente dentro del cuerpo que empuja el agua hacia dentro y hacia fuera. A medida que el agua pasa a través de sus agallas, obtienen diatomeas, protozoos, huevos, larvas, y esporas de algas que le proporcionan oxígeno para su respiración. La almeja gigante se ayuda de la simbiosis con las algas Zooxanthellae, Otros, como la nucula, comen del sustrato donde tienen su CUEVA, excava en la arena apenas un centímetro y no tiene sifones. AMENAZAS DE LOS PREDADORES Los bivalvos son alimento de una gran variedad de predadores: La estrella de mar abre o desgarra sus conchas. El cangrejo aplasta las conchas más pequeñas y finas. Con una grande, el cangrejo la agarra con fuerza a su cuerpo y después empieza a apretar repetidamente la parte ventral del bivalvo, incluso hasta 200 veces. Puede liberarse el bivalvo y volver de nuevo a aplicar la presión. Los continuos apretones siguen hasta que la pieza se desconcha. Entonces el cangrejo con su pinza abre un hueco y separa las valvas. Este repetido abordaje, tiene también un efecto destructivo que simplemente con aplastar no sería posible. Le cause un daño por cansancio; debido a esto la ostra abre una grieta en su concha y solo esto basta para que el cangrejo meta su pinza como una cuña y le obligue a abrir la concha. Los whelks, que son gastropodos, taladran agujeros en la concha de los bivalvos ayudados por un acido corrosivo. Ellos inyectan una enzima para digerir el cuerpo del molusco y aspirar el caldo. Los pájaros tales como los recogedores de ostras, gaviotas y cuervos obtienen sus requerimientos de calcio de los bivalvos. abren rompiendo la concha picoteando y martilleando con sus picos que están especializados para este propósito. Las gaviotas caen sobre la concha desde lo alto y así las aplastan. Los cuervos martillean o golpean las finas conchas de los bivalvos contra las rocas y así las abren rompiendolas. El resultado final del ataque de los pájaros es esencialmente la fragmentación de la concha. BIVALVOS: ATAQUE Y DEFENSA ATAQUE Solamente unos cuantos bivalvos son predadores, fundamentalmente la vieira y algunos bivalvos de aguas profundas. Estos capturan la presa en la súbita tromba de agua que entra en la cavidad del manto. Algunas especies sacan rápidamente el sifón inhalante para capturar la presa. DEFENSA El primer mecanismo de defensa de los bivalvos es retraerse y cerrar completamente su concha. La ostra se queda cementada al sustrato durante su vida, es casi el más fijado de los bivalvos. Puede quedarse completamente cerrado en el lugar al que está fijado. Sin embargo puede, ocasionalmente, despegarse, y emigrar a otra área donde el ambiente es más favorable, y fijarse otra vez a un sustrato duro. A medida que va envejeciendo tiende a volverse más sedentario y fijo. Otros bivalvos tienen diferentes opciones, aunque las almejas pueden quedarse agarradas al sustrato, cuando la situación lo requiere, prefieren quedarse menos sujetas. Cuando el peligro se aproxima, ellas excavan en un sustrato blando y se quedan enterradas hasta estar a salvo. Algunas almejas excavan en el blando lecho marino y se quedan allí toda su vida, extendiendo sus sifones a la superficie. Cuando la almeja es molestada suelta un chorro de agua y se retira dentro de la arena. Una vieira se escapa de los predadores nadando con su estilo peculiar, un berberecho que cava más superficialmente puede saltar usando su pie, y escapar. Los bivalvos que resisten con éxito los efectos predadores de los gastrópodos que hacen algún agujero en la concha, pueden reconstruir la parte dañada de la concha. Estas cicatrices pueden ser vistas en la concha de un bivalvo. EXPRESIONES DE BIVALVOS EN LOS PACIENTES REINO ANIMAL El paciente nos llevará al reino animal con temas como victima y agresor, jerarquía o supervivencia, competición y la descripción de un proceso. SUBREINO MOLUSCO Las sensaciones expresadas aquí son: suave, delicado, necesidad de una protección dura, withdraw, meterse dentro, reserva, no puede acceder, fuera de alcance, cerrarse, contraerse, retraerse, destrozar, romper, agujerear, en mi concha. BIVALVOS Además de los temas claves de animal y de molusco. las palabras posiblemente más especificas de Bivalvos tengan que ver con varios aspectos:
El cuerpo y sus funciones: Suave, tierno, delicado Vulnerable Sifón, entrada y salida, flujo, tromba de agua
Filtro La concha Una cubierta protectora me rodea. Poniendo un muro de protección entre mí mismo y el mundo. escudo, fortaleza, defensa bisagra, eje La amenaza a la concha Martillazos, golpes, apalear, machacar, trancazo, .porrazos Apuñalar, agujerear, pinchar, cortar, picar. Perforar, taladrar, pinchar, penetrar. Aplastar, contraer, exprimir, espachurrar, machacar. Destrozar, romper, hacer añicos, aplastar Romper en pedazos, fragmentar. Agrietar, partir por la mitad, fracturar O algún otro termino que sugiera la herida física que casi recuerda a la familia de las COMPUESTAS. O expresiones humanas como “sensible a la pérdida de confianza” se pueden ver también. El paciente percibe que el mundo de fuera es amenazante y necesita retirarse en la seguridad de la concha. La reacción defensiva Cerrarse completamente, aislarse. Retirarse, retraerse, apartarse. Hacer un muro alrededor Enterrarme La primera defensa es retraerse, meterse dentro de la concha, este aspecto es a menudo expresado con la ayuda de un gesto de dedos: cerrándolos y llevándolos hacia atrás y hacia dentro. La experiencia dentro de la concha Fuera es duro, dentro blando. Estar abierto—vulnerable Estar cerrado—estar a salvo y seguro Estar en mí, aislarme. Dentro estoy a salvo, pero me falta aire Quedarme dentro Salir fuera aunque la concha les proporciona protección, les impide el contacto con el mundo y toda la excitación que proporciona. Uno tiene la desventaja de estar desconectado de la vida, lo que les hace sentirse confinados, encerrados y claustrofóbicos. Tienen que soportar esto y no tienen elección, ya que lo de fuera es tan amenazante que se sienten extremadamente vulnerables a ello. La experiencia dentro del manto Envuelto, arropado, cubierto Una manta a mi alrededor Conducta Fijar, atar, enganchar .anclar .bien sujeto Pegarse, adherirse. Quedarse clavado, inmóvil, Quedarse plantado Enterrarse, resistir, excavar Ir profundo. Miasma psicosis Evitar, ocultar, secreto.
Autor: Dr. Rajan Sankaran
Extracto del libro Survival.
Traducción: Dra. Natalia Benítez.