MANEJO DE LA ALVEOLITIS SECA CON LA MEDICINA HOMEOPÁTICA

La alveolitis seca es un cuadro agudo que se presenta de vez en cuando en la consulta del dentista con carácter de urgencia. Es una de las complicaciones más frecuentes tras una extracción dentaria, con una prevalencia del 2 – 4% de todas las exodoncias, porcentaje que se eleva hasta un 20% tras la extracción de los terceros molares retenidos.
Es una urgencia médica que cursa con dolor, tras la extracción de una pieza dentaria, en el alveolo vacío al desintegrarse prematuramente o no llegar a formarse el coágulo sanguíneo intraalveolar; de forma que quedan expuestas las terminaciones nerviosas libres. El alveolo lo vemos vacío, sin coágulo sanguíneo, con las paredes óseas expuestas. No hay supuración. El dolor característicamente aparece hacia el segundo o tercer día tras la exodoncia; es agudo y tormentoso; constante; persiste durante diez o quince días y puede irradiarse al oído o a la sien del mismo lado. Puede o no haber halitosis.
No parece tener relación con la mayor o menor dificultad a la hora de la extracción, ni con el trauma quirúrgico, aunque esto último podría estar presente en la etiopatogenia si provocara trombosis de los vasos subyacentes al alveolo. El uso de anestésicos locales con vasoconstrictores utilizando una técnica intraligamentosa podría provocar isquemia y comprometer la irrigación sanguínea del alveolo.

La tasa de incidencia puede aumentar hasta un 20% en pacientes fumadores, y hasta un 40% si el paciente fuma en el día de la cirugía o en el postoperatorio más inmediato. También es mayor la incidencia en el sexo femenino (5:1 respecto al sexo masculino) por la acción de los estrógenos activando el sistema fibrinolítico; y más aún con la toma de anticonceptivos orales. La edad es también un factor predisponente, apareciendo más frecuentemente en personas mayores de 40 años.
Pacientes diabéticos, inmunosuprimidos, o con tendencia a la hipovascularización (Paget, osteonecrosis, desórdenes vasculares) también presentan una incidencia aumentada.
El tratamiento convencional a nivel sistémico se basa en analgésicos y antiinflamatorios potentes que en muchas ocasiones no calman al paciente; el dolor es difícil de aliviar, persistiendo con o sin tratamiento unos diez a quince días. A veces se recurre a la antibioticoterapia aunque la alveolitis no es una infección, pensando en el posible papel de bacterias (sobre todo anaerobias) y sus toxinas sobre las terminaciones nerviosas de las paredes expuestas del alveolo o activando indirectamente la fibrinólisis.

Estamos, pues, ante un cuadro rebelde que suele prolongarse en el tiempo de forma insidiosa, pudiendo aparecer además efectos adversos de los fármacos utilizados.

La Medicina Homeopática se propone aquí como una opción de tratamiento que presenta ventajas en cuanto a la rapidez de acción y ausencia de efectos adversos. El conocimiento por parte del dentista de unas nociones someras sobre las bases en las que este Método Terapéutico descansa, además de las acciones de un pequeño grupo de medicamentos homeopáticos constituiría un arma terapéutica valiosísima a utilizar en beneficio del paciente, reduciéndole su malestar en un alto grado y proporcionando así además un alto grado de satisfacción al propio dentista.

Las evidencias clínicas de esto se pueden observar diariamente en la práctica clínica, pero son reveladores en este sentido los resultados de un estudio realizado en Camagüey (Cuba) en la Clínica Estomatológica Docente “Tula Aguilera” de dicha ciudad durante los años 2004 y 2005 y publicados en 2007 en el Archivo Médico de Camagüey volumen 11 número 2, sobre la eficacia del tratamiento homeopático en la alveolitis dental. Las doctoras y profesoras de Estomatología General Integral de dicha Clínica Docente, Norys Tan Suárez, Carmen Rosa Hidalgo García y otras, en colaboración con médicos homeópatas, concluyen que un 74,2% de los pacientes se vieron libres de la afección a las 48 horas, y el resto lo hizo a las 72 horas, con remisión de todo signo y síntoma. La terapia homeopática puede emplearse, pues, en esta patología con excelentes resultados.

La Medicina Homeopática tiene en la “individualidad morbosa” uno de sus fundamentos. No hay enfermedad sino enfermo. Habrá que buscar por tanto los síntomas que individualizan a nuestro paciente y que hacen que su enfermedad sea “única”.
Otro de los principios homeopáticos es el de la “experimentación pura” que viene a expresar que todos los remedios utilizados en Homeopatía deben haber sido experimentados en personas sanas para ver qué efectos producen y así conocer con exactitud su actividad.

De esta forma podremos aplicar un tercer principio, la ley de los similares. Buscaremos un medicamento cuyos síntomas en la persona sana coincidan con los síntomas que presenta el paciente para lograr que el semejante cure al semejante.
Debemos utilizar un solo medicamento (principio de la individualidad medicamentosa) para evitar que utilizando dos o más enmascaremos algunos síntomas o los suprimamos, apareciendo una falsa curación o una cronificación. Además la dosis del medicamento deberá ser la mínima necesaria (principio de la dosis mínima).

La Medicina Homeopática trata así de ayudar a la Naturaleza en su esfuerzo curativo al estimular la fuerza vital del individuo encaminándola o redirigiéndola hacia la curación. Seguir estos principios nos llevará a la curación del enfermo, a la restitución de su salud de una manera rápida, suave y permanente por un camino seguro e inocuo, como escribe Hahnemann en los parágrafos 1 y 2 de su Organon de la Medicina. Si además tenemos los dentistas la “suerte” de que el paciente ya se trata anteriormente con Homeopatía, podemos buscar la colaboración con su médico homeópata que nos indicaría en qué momento vital se encuentra nuestro paciente, su patología constitucional, sus ayeres o antecedentes y buscar juntos el remedio adecuado de una manera mucho más eficaz.

De los remedios homeopáticos que podemos utilizar en la alveolitis pueden destacar los siguientes:

HYPERICUM:
-Sería el remedio cuando no hay otros síntomas acompañantes más que los dolores intolerables consecuencia del trauma neurológico.
-En La Materia Médica Homeopática de Lathoud leemos: “cuando después de traumatismo que interesa a una región del organismo rica en terminaciones nerviosas sensitivas aparecen dolores intolerables que muestran que los nervios están seriamente afectados, Hypericum es el remedio…cuando el dolor sigue el trayecto del nervio que se ha inflamado; cuando se extiende en puntadas dolorosas desde la herida o traumatismo hasta la raíz del nervio”.
-Para Nash “es el medicamento por excelencia para los nervios heridos o lastimados… sobre todo de las regiones ricas en nervios sensitivos” (Indicaciones Características de Terapéutica Homeopática).
-Bernardo Vijnovsky en su tratado de Materia Médica Homeopática escribe: “es un medicamento fundamental en traumatismos ya sean quirúrgicos o accidentales, especialmente cuando se localizan en zonas ricamente inervadas, sobre todo en … encías y dientes… Los dolores son muy agudos, intensísimos, intolerables e incluso llegan a subir desde las heridas siguiendo el curso de los nervios”. Incluso opina que “es un muy importante medicamento en el postoperatorio de intervenciones quirúrgicas a realizarse en las regiones arriba mencionadas (sitios ricamente inervados) y también es insuperable…una hora antes de una extracción dentaria o de un tratamiento endodóncico; también puede usarse en el postoperatorio…”

ARSENICUM ALBUM:
-A la vez ansioso y agitado, desesperado, agitado.
-Aliento fétido, pútrido.
-Gran sequedad de mucosas, con sed.
-Dolores quemantes que mejoran con calor.
-Inflamación alrededor de la lesión.

MERCURIUS SOLUBILIS:
-Olor fétido. Tanto el aliento como la traspiración.
-Salivación abundante de gusto metálico. Con sed.
-Lengua cubierta de una capa amarilla espesa. Lengua gruesa con la impronta de los dientes marcada. Temblor de lengua.
-Le agravan las temperaturas extremas (gran calor o gran frío), de noche, el calor del lecho.
-Malhumorado, desconfiado, huraño.

MEZEREUM:
-Dolor ardiente, quemante como en Arsenicum, pero agrava con calor.
-Hay una inflamación violenta del periostio con dolores desgarrantes, ardientes.
-Muy sensible al tacto.
-Suele haber caries abundantes que afectan a las raíces y duelen al tacto.
-Puede haber historia de erupciones cutáneas con mucho prurito, o prurito violento sin lesión cutánea que agrava con el calor de la cama.

NUX VOMICA:
-Gente estresada, a menudo fumadores.
-Lengua recubierta de capa blanquecina en la mitad posterior y limpia en la mitad anterior.

SYMPHYTUM:
-Cuando ha habido traumatismo y rotura del hueso con dolores extremadamente vivos.
-En la Terapéutica Homeopática de Nash, “muy útil para la curación de huesos rotos, cuando hay dificultad para que éstos cicatricen”.

SILICEA:
-Si la curación se retarda o es incompleta y aparece tendencia a la supuración.
-Sensible al frío, mejora por calor.
-Suelen ser nerviosos, irritables, hipersensibles al ruido.
-Labio superior frecuentemente hinchado, agrietado, como resquebrajado.
-Boca seca, sensación de cabello sobre la lengua.


Estos son algunos de los remedios que nos pueden provocar un gran alivio y resolver la urgencia en un corto tiempo sin emplear fármacos agresivos. Los síntomas locales citados son los que podemos observar rápidamente en la cavidad oral para elegir uno u otro remedio. Un estudio más detallado de cada medicamento en las Materias Médicas nos puede proporcionar una visión más completa de cada medicamento con sus acciones a nivel mental, general, agravaciones y mejorías. Así podremos discernir mejor entre unos y otros al hacer la elección.

Animo a los médicos dentistas a abrirse a otras terapéuticas como la homeopática, donde podemos encontrar remedios diferentes a los convencionales y una nueva forma en el arte de curar que nos pueden provocar una satisfacción mayor a nosotros y a nuestros pacientes.

BIBLIOGRAFIA:
-Gutiérrez Pérez,JL; García Calderón,M y otros. “Alveolitis seca. Actualización de conceptos”. Medicina Oral, Patología Oral y Cirugía Bucal. Edición impresa vol 10 nº1. Valencia 2005
-García Chávez,JV. “Alveolitis seca dolorosa”. Investigación bibliográfica del proceso de suficiencia profesional para obtener el título de cirujano dentista. Facultad de Estomatología. Universidad Peruana Cayetano Heredia. 2011
-Nápoles González,I;Bárbara Batista,XB y otros. “Incidencia de la alveolitis” Revista Archivo Médico de Camagüey vol 13 nº2 Marzo Abril 2009
-Tan Suárez,N; Hidalgo García,CR y otras. “Eficacia del tratamiento homeopático en la alveolitis dental” Archivo Médico de Camagüey vol 11 nº2 2007
-Lathoud. Materia Médica Homeopática
-Nash,EB. Indicaciones Características de Terapéutica Homeopática
-Vijnovsky,B. Tratado de Materia Médica Homeopática.


Autor: Dr. Patricio Oribe Muguruza, médico estomatólogo, médico homeópata, Asociación - Academia Médico Homeopática Unicista de Bilbao (AMHUBI).

Fuente: web de la Asociación - Academia Médico Homeopática Unicista de Bilbao (AMHUBI).