A New Approach or a return to Constitutional Homeopathy in Cancer Treatment? ¿Un nuevo enfoque o el retorno a la homeopatía constitucional en el tratamiento del cáncer?

Abstract
The purpose of this paper is to illustrate how the Hering´s Law of Cure must take place in somatic level as well as in mental level, being this last the deepest one, regarding a topologic criterion.
There is another level even more important than the previously mentioned that might be also related to the mind: The patient´s Vital Attitude, a mainly qualitative character.
The change of the patient’s Vital Attitude is in connection to the Hahnemann´s Paragraph 3 of the Organon, which states what the physician must perceive clearly in each single pathological case.
It must be considered and still has a full application in cancer, that represents the somatic consequence of the Vital Energy disharmony, altered by the Miasmatic way.
This work intents to demonstrate the above stated in several clinical cases.

Resumen
El objetivo de este trabajo es ilustrar como se manifiesta la Ley de Curación de Hering tanto a nivel somático como a nivel mental, siendo más profundo este último, según criterio topológico.
Existe otro nivel, todavía más importante que los mencionados previamente, que también puede relacionarse con la mente: La Actitud Vital del paciente, un carácter principalmente cualitativo.
El cambio de la Actitud Vital del paciente está en relación al Parágrafo 3 del Órganon de Hahnemann, donde dice lo que el médico debe percibir claramente en cada caso patológico individual.
Esto debe ser considerado, y tiene una aplicación completa en el cáncer, que representa la consecuencia  de la desarmonía de la Energía Vital, alterada de forma Miasmática.
Este trabajo intenta demostrar lo dicho anteriormente con varios casos clínicos.

Introducción
Los médicos homeópatas unicistas, estamos divididos por varios conceptos, pero lo más importante que nos separa, es el tantas veces mencionado parágrafo 3 del Organon, que se refiere a “lo digno de curar”.
Esto marca un límite entre las distintas Asociaciones Homeopáticas (Escuelas Médicas Homeopáticas) y tiene que ver con los niveles de comprensión y aplicación de nuestra medicina.
En un intento por dilucidar el motivo de estas diferencias, señalaré algunos aspectos.
Los fundamentos teóricos en los que se sustenta la Homeopatía pueden agruparse en 5 pilares:
Ley de Similitud,
Ley de Curación,
Medicamento Único,
Dosis Infinitesimal,
Experimentación Pura.

Recordemos que el Vitalismo es la corriente filosófica sobre la que se sostienen dichos pilares.
Los temas principales en discusión que delimitan las posturas teóricas de cada Institución Medica Homeopática son:
La teoría de los miasmas, y sus aspectos dinámicos,
La concepción y comprensión de los síntomas mentales,
La jerarquización de los síntomas,
La hipótesis del medicamento único para toda la vida.

A partir de estos cuestionamientos se formaron varias Instituciones y Asociaciones, cada una de ellas sujeta a diferentes lineamientos teóricos en los que se basan para curar a sus pacientes.
Después de 30 años de ejercicio de esta Medicina, y de haber pasado por distintas Instituciones, he adoptado una forma de comprender y aplicar la teoría, reemplazando en parte los antiguos esquemas, ya que considero que con ellos no funcionaban adecuadamente los postulados Hahnemannianos “clásicos”.
Para llegar a estas conclusiones tuve en cuenta la reinterpretación de las premisas acerca de la verdadera curación, y los aportes fundamentales en esta evolución de maestros como Kent, Masi Elizalde y Paschero.
A modo de demostración voy a citar algunos casos de distintos tipos de cáncer, en pacientes tratados por mí, de acuerdo a este criterio.

Resultados y Discusión
En enero de 1990 vino a verme MARIA C. 42 años, Casada, con 3 hijos.
Muy angustiada y decepcionada de la Medicina oficial y de la Homeopatía, con la que se trató muchos años (con otro colega), lo cual no le impidió tener una enfermedad incurable: Cáncer cervical de útero. Le hicieron 26 aplicaciones de Radioterapia. Hacía 1 mes le aplicaron Radium, el cual dejaron en su útero 5 días. A los 15 días se lo volvieron a aplicar por 2 días más.

En la Figura 1 vemos el Informe de la biopsia de cuello de útero.

María relata: “Yo estaba bien de ánimo. No siento el cáncer como algo mío. Sigo haciendo deportes, dedicándome a atender a mis 3 hijos y mi casa”.
“Empecé con pequeñas pérdidas, que después se convirtieron en agua con olor a podrido y a veces con algo de sangre”.
Al examen ginecológico, se observaban lesiones uterinas y rectales como consecuencia de la aplicación local de Radium.
El pronóstico de vida que le dieron era de no más de 1 año, debido al grado de mitosis y de infiltración que presentaba.
Sigue relatando María: “Estoy muy mal anímicamente. Hace muchos años que hago Homeopatía, como si fuera una religión”.
“Siempre tuve dolores de estómago. Todo mi sistema nervioso estuvo centralizado en el estómago. Nunca me operaron de nada. Me fui decepcionando lentamente de la Medicina en general. Estoy anímicamente destrozada. Hace como 3 noches que no duermo. Me pregunto por qué justo ahora que la necesito, la Homeopatía me abandona”.
“Pienso mucho en los chicos. Siempre quiero ser fuerte. Nunca quiero demostrar que soy débil”.
“Soy tranquila, de mente abierta. Creo que a la persona que comete errores hay que darle una nueva oportunidad”.
“Sufro mucho la injusticia. Soy extrovertida, y bastante sensata. Formé un grupo de Voley. Siempre trato de apaciguar. Tengo muchos amigos, no me cuesta relacionarme. Me siento incapaz de herir o dañar a alguien. No soy rencorosa. Prefiero sufrir yo antes que hacer mal a otro. Me gusta ayudar a la gente que tiene problemas. No tolero oír llorar a un chico. Siempre pienso que el adulto tiene la culpa. Muy emotiva y sensible con los chicos. Me hace mal ver drogadictos. Les tengo lástima.”.
“Mi infancia no fue linda. Mis padres tenían problemas entre ellos. Presencié muchas discusiones y gritos. Vivíamos cerca de Bariloche, en el campo. Me mandaban a Bahía Blanca a estudiar la escuela primaria, sin pensar lo que significaba para mí estar lejos de mis padres. Mi tía, que me cuidaba en Bahía Blanca, me castigaba y me tenía encerrada. Casi no tenía amigas.
Me molesta que me vean llorar, porque pienso que es un signo de debilidad, de no saber controlarme. Siempre fui la que contaba chistes, la que hablaba, la que le daba ánimo a todos.
Cuando estoy mal no voy al Club deportivo. Cuando voy, es como si me pusiera una máscara para ocultarme. A mis amigas les dije que no les contaba mi problema para que me tengan lástima, sino sólo para que me ayuden cuando esté triste. Por eso no quiero que se enteren los vecinos, para que no digan “pobre” ahí va la que tiene cáncer”.
“De chica era muy dócil, tenía muchas amigas y las ayudaba. Me daba vergüenza sobresalir. No quiero que me lo agradezcan. Ahora tengo miedo a los ladrones. Temor de que les pase algo a los chicos. Antes temía que me los secuestraran”.

Este es un resumen de las cosas más importantes que me condujeron a prescribir Natrum Muriaticum Mil en enero de 1990.

El resumen de su evolución es el siguiente:

Marzo de 1990: Secreción mucosa vaginal. Luego de un cuadro de fiebre de 39ºC, empezó la descarga. Bien de energías, y de ánimo.
Ella decía. “Me siento más tranquila. No me ha dolido el estómago. Si hago deportes duermo bien, sino me despierto y me cuesta volver a dormirme”.
“Cambiaron algunas cosas de mi carácter. Discuto y peleo más que antes. Antes prefería perder, para no perjudicar al otro. Me estoy dando cuenta de que no debería ser así. Estoy recuperando la confianza en que la Homeopatía me va a curar. Me perturba pensar que me puedan tener lástima. Lucho contra eso. Tengo menos deseos de sal, de dulces y de pan.” No se medica.

Julio de 1990: La Ginecóloga le hizo un Papanicolaou Test, cuyo resultado fue normal, sin atipias celulares (el anterior era de grado VI). No había ni rastros de las radiaciones. La Rectoscopia mostraba una: Rectitis Actínica.

Diciembre de 1997: Ecografía uterina normal, sin rastros de tumor.
Le indiqué: Natrum Muriaticum 6LM.

Mayo de 1999, 9 años después de la primera consulta me dijo:
“Estoy muy bien. Me veo gorda, pero bien. No me privo de nada. Hago actividad física y yoga. Estoy muy comprometida con obras de caridad. Estudio Psicología Social. Recuperé mi autoestima. Soy otra MARIA C”.
Le prescribí: Natrum Muriaticum 10 LM.

• Análisis del Caso
María C. vino a la consulta con un diagnóstico de Cáncer de cervix de útero en grado avanzado, con un pronóstico de incurabilidad, desde la medicina oficial. Su Oncólogo, le había pronosticado apenas unos meses de expectativa de vida.
Tuve sumo cuidado en tomar su Historia Clínica, más allá de que es lo que siempre hago, por la gravedad de su estado y porque venía de ser tratada homeopáticamente por un colega de reconocido prestigio.
Luego de completar su historia biopatográfica, procedí con los pasos diagnósticos, de acuerdo al método que empleo en estos últimos años.
El diagnóstico clínico era claro y poco alentador. Había una lesión en los niveles más profundos, que hacía pensar en principio, en una irreversibilidad respecto de sus probabilidades de cura.
De todos modos procedí de la misma manera que lo hago con cualquier paciente, sin prejuzgar la patología que presenta.
En general hay una coincidencia entre el grado de compromiso orgánico y el estado de la Energía Vital, que se evidencia en la falta de síntomas profundos, en la escasez de síntomas individualizantes y particulares.
En este caso MARIA C. y yo, tuvimos suerte. Pude obtener una totalidad sintomática individualizante, además logré llegar a percibir la Concepción Errada de su Juicio y su Minusvalía correspondientes a su Psora Primaria que nos permiten arribar a un diagnóstico certero del medicamento simillimum constitucional.
Estos últimos síntomas son los que condicionan la vida del enfermo y nos permiten comprender toda su dinámica miasmática, desde su sufrimiento hasta sus formas equivocadas de resolverlo (La Syphilis y la Sycosis).
Si leemos detalladamente su Historia comprendemos que su Juicio Errado se relaciona con que “Teme herir o molestar a alguien” Prefiere sufrir ella antes que dañar a otro”.
De qué manera expresa su Vulnerabilidad: Le molesta que la vean llorar, porque piensa que es una señal de debilidad. No quiere que le tengan lástima. Que no digan “pobre” ahí va la que tiene cáncer.
Hay un solo medicamento que tiene esta particular manera de sufrir, es Natrum Muriaticum,
Tomé en cuenta además: Compasivo, Miedo a los ladrones, Deseo de sal y deseo de Dulces.
No había ninguna duda acerca de su medicamento: Natrum Muriaticum es el único remedio que tiene esta dinámica.
La evolución de MARIA C., único testigo y juez de nuestros éxitos y fracasos, en este caso me dio la razón.
No sólo desapareció el cáncer, que no es poco, sino que ocurrió algo aun más importante desde el punto de vista homeopático, dejó de vivir condicionada por su Juicio Errado: “Cambiaron algunos aspectos de su carácter. Discute y pelea más para defender lo suyo. Antes prefería perder para no dañar a los demás. Me estoy dando cuenta que no tiene que ser así”.
Se cumplió con la Ley de la Curación, tuvo exoneraciones prolongadas en órganos más superficiales, como la secreción de su mucosa vaginal. Aumentó de peso, a pesar de sus esfuerzos, como compensación a la hipertrofia que se expresaba por medio del tumor canceroso.
En la actualidad, María ya cumplió 20 años de evolución desde que vino a verme. Hoy tiene 62 años y sigue bien, no solo en lo orgánico sino también en lo psicológico y espiritual.

DANIELA O.
Consulta por primera vez en junio de 2003, con 9 años de edad.
En octubre de 2000 le detectaron un tumor en húmero izquierdo, que fue diagnosticado como Osteosarcoma, tal como lo muestra el informe anátomo patológico de la Figura 2.
Tuvo tres sesiones de quimioterapia. El 18 de enero de 2001 se decidió una cirugía y extrajeron parte del brazo, que fue reemplazado por una prótesis, tal como se observa en la radiografía de la Figura 3.
En mayo de 2003 le encontraron un nódulo en pulmón derecho y fue operada por tumor metastático anaplásico de alto grado. En estas Tomografías Computadas vemos claramente el nódulo.
Tomando en cuenta los tipos celulares y el estadio evolutivo del cáncer, estábamos ante un mal pronóstico.
Tuvo varicela, herpes en abdomen y resfríos comunes.

En la Figura 4 vemos el nódulo en el lóbulo medio del pulmón derecho en el corte axial. También se puede observar, no tan nítido, en el corte sagital.
La Figura 5 nos muestra el Informe anátomo patológico luego de su resección quirúrgica del nódulo.

En noviembre de 2002 empezó a despertarse de noche.
Daniela decía que se sentía triste con miedo a la muerte. Lloraba a solas. No le gustaba que la tratasen de pobrecita. Tenía temor de que se mueran sus padres. Temor de los ladrones. Tenía temor a la oscuridad. Era muy tímida en la escuela. Tenía dificultades para hacer preguntas. En su casa estaba muy agresiva. Se ponía contenta cuando retaban a su hermana menor. No quería prestarle nada.
Volviendo a su relato decía: “No soy afectuosa”. Cuando estaba mal, no quería que se acerque su abuela.
“Me gustan los animales, no me gusta estudiar”. Me afecta ver a alguien que sufre. Soy cuidadosa, pero desordenada. Desprolija”.
Era calurosa. Tenía aversión a la sal y la grasa. Transpiración de axilas ofensiva y, pies malolientes. Soñaba que volaba.
Tuve en cuenta su aversión por el consuelo, miedo a los ladrones, aversión a la sal y la mediqué con Natrum Muriaticum 200.

Al mes: Ella dice que no habían cambios, pero la notan más agresiva. Puede decir a los demás lo que piensa.
Se le realizaron estudios: El Electromiograma mostraba: una Polineuropatía axonal, sensitiva y motora.
La Resonancia Nuclear Magnética: no mostró evidencias de lesión.
Estaba más firme en sus reclamos. Ya no pensaba en la muerte, ni le molestaba que la traten de pobrecita.
Dejó de temer a los ladrones. Menos tímida en el colegio. Más afectuosa y menos agresiva con su hermana. Tenía Menos aversión a la sal y presentaba menos transpiración maloliente.
Le prescribí Natrum Muriaticum 200, dos noches en bebida Plus.

En octubre de 2003 se realizó una tomografía helicoidal de tórax con contraste que no mostró modificaciones.

En diciembre: Tomografía Axial Computada de tórax: mostraba leve engrosamiento pleural donde antes había infiltrado.

En las tomografías de la Figura 6, observamos en los cortes axiales el trazo fibroso que quedó en el lecho quirúrgico y la ausencia de formaciones nodulares.

En octubre de 2004, ante la persistencia de algunos síntomas mentales y además deseo de sal y dulces le indiqué Natrum Sulphuricum Mil.

En diciembre le hicieron otra TAC de tórax que no mostró anomalías.
Se hizo un Centellograma óseo, que no mostró imágenes patológicas.

En marzo de 2005 se realizó una nueva TAC de pulmón que mostró un Infiltrado intersticial de lóbulo inferior derecho.

En octubre de 2005 se hizo una Ecografía ginecológica que sólo mostraba un. quiste folicular derecho.

En junio de 2006 comenzó a experimentar molestias debidas al platino de la prótesis. Sentía hormigueo en las piernas, abdomen y espalda. Esta situación empeoraba de noche.

Se realizó un Rastreo con Talio que resultó normal.

En diciembre se hizo una TAC de tórax: que mostraba una imagen nodulillar subpleural en lóbulo medio adyacente a cisura mayor (secuelar).

En julio de 2008 los análisis de sangre dieron valores de: Eritrosedimentación 2, Dosaje de Fosfatasa Alcalina 69.

En diciembre de 2008 se hizo otra: TAC Helicoidal de tórax, que mostraba la persistencia de la imagen nodulillar densa periférica similar a la de marzo de 2008.

También le hicieron un Rastreo corporal con Sestamibi a los veinte minutos y dos horas, que mostró que no había áreas de fijación heterotópica al radio nucleado.

En resumen: Nos encontramos con el caso de una adolescente que consultó por un tumor de gran agresividad en un estadio avanzado, con un muy mal pronóstico desde la visión de la medicina tradicional.
El cuadro sintomático se tomó teniendo en cuenta sus síntomas individualizantes, jerarquizando los mentales en primer lugar.
El seguimiento de la historia clínica de los pacientes adolescentes, en general, hace necesario cambiar varios remedios. A pesar de ello, en el caso de Daniela, podemos afirmar que no sólo no hay rastros del cáncer que originó la consulta, sino que se observa una maduración psicobiológica acorde a la propuesta del parágrafo 3 que nos habla de la necesidad de percibir en cada paciente lo digno de ser curado.

De la Historia de Jaime sólo voy a exponer los datos esenciales.
Vino a la consulta por primera vez en enero de 2007 con el diagnóstico de Linfoma Folicular (G2).
Tenía entonces 56 años, casado por segunda vez, 3 hijos, empresario.
Le sacaron una de sus adenopatías con fines diagnósticos y terapéuticos y le propusieron hacer tratamiento de quimioterapia., pero ante la incertidumbre decidió consultarme a mi.
Jaime decía: “Siento que quedé atrapado como en un tornado. Hace un mes que voy de un médico a otro. Me atiende una hematóloga. Me indicó una Punción de médula ósea. Sentí que desde que me diagnosticaron esto, mi vida cambió completamente”
Los párrafos más significativos de su Historia Clínica que me condujeron a su medicamento fueron:
“Siento que todos dependen de mí, aunque nadie me pide nada. Del futuro lo que más me preocupa es lo económico”.
“Soy muy detallista y meticuloso. Siento ira y reacciono impulsivamente
Cuando cometo un error me insulto a mí mismo”.
“Cuando era joven era celoso. En el presente, soy celoso de mi hija cuando sale con un muchacho en una cita”.
“Soy muy impresionable por ver accidentes y películas de terror.”
Analizando cuidadosamente el relato de Jaime, llegué a la conclusión de que se juzgaba a sí mismo como un ser poco apreciable, lo cual lo condicionaba a vivir en función del aprecio y reconocimiento de los demás.
En su primera consulta le prescribí Calcarea Sulphurica 200, Una Dosis.

En febrero de 2007: Los estudios de sangre, dieron resultados normales. También se le realizó una punción de médula ósea, que resultó normal. Sin embargo la médica hematóloga le propuso hacer 20 sesiones de radioterapia. Teniendo en cuenta su evolución, tanto desde el punto de vista clínico, como homeopático, decidimos con el paciente no hacerlo.

Cuatro meses después, en junio de ese año, se le hizo una TAC, que muestra una adenopatía mediastínica con transformación adiposa central sin valor patológico. Adenomegalia inguinal derecha de 43 mm.

Vuelve a la consulta en setiembre. A pesar de la buena evolución, sin modificaciones en sus parámetros clínicos y radiológicos, ante la persistencia de su adenomegalia, le propusieron inyectarle Anticuerpos Monoclonales endovenosos, una vez por semana (rituximab). El paciente volvió a rechazar ese tratamiento y decidió continuar sólo con el tratamiento homeopático.

A casi 1 año de la primera consulta, en diciembre de 2008, la TAC 3D mostraba lo siguiente: Adenomegalia de 5 cm en ingle derecha con una pequeña colección líquida venosa.

Los hematólogos le indicaron nuevamente un tratamiento con Mabthera (rituximab) y quimioterapia. El paciente volvió a rechazarlo y decidió continuar sólo con Homeopatía.

En junio de 2009, 6 meses más tarde, Jaime continuaba su buena evolución, clínica y homeopática.
La TAC abdominal de esa fecha, mostraba: Adenomegalia de 22x45 mm (En la anterior TAC era de 58x44 mm). También mostraba su próstata agrandada.

En las imágenes tomográficas de las Figuras 7 y 8, se ven claramente las adenopatías en un corte coronal, axial y otro sagital.

Los síntomas homeopáticos deben ser la guía principal de nuestras prescripciones. Jaime fue diciendo a lo largo de su tratamiento: “Me siento mejor psicológicamente. Tengo más control en mis reacciones. No siento rabia, y si aparece, dura poco. Mi estado de ánimo mejoró. Tengo más deseos sexuales. Ya no siento el cansancio mental ni el de las piernas.”
“Trato no ser tan meticuloso y perfeccionista. No me preocupa tanto el futuro. Pienso más en el presente. Estoy más tranquilo con los negocios”.

Conclusiones
El objetivo de este trabajo es puntualizar que: los Médicos Homeópatas Unicistas nunca debemos olvidar el parágrafo 3 del Organon que nos reclama lo que siempre debemos tener en cuenta. Esto es la comprensión de la dinámica miasmática del paciente, desde una idea errada de sí mismo, que representa su Psora Primaria, a partir de la cual se van a desarrollar los distintos estadios miasmáticos. No debemos tener en cuenta el diagnóstico clínico, por más grave que éste sea, para hacer la prescripción. Aunque sí considerarlo en la evolución, como un elemento de gran importancia y confirmatorio de la mejoría del paciente.
Prescribir medicamentos homeopáticos no es sinónimo de practicar Verdadera Homeopatía. Se pueden dar remedios homeopáticos con fines alopáticos, isopáticos o enantiopáticos.
Voy a recurrir a las brillantes palabras de mi maestro Paschero, que se refirió al tema de la siguiente manera:
“El médico debe abarcar la vida entera del paciente y comprenderlo en su totalidad psicofísica, no solo como individuo con una enfermedad actual, sino como persona con una biografía con sentido mórbido. La homeopatía es un método terapéutico que puede, por su naturaleza esencial, cumplir con estos fines de la verdadera curación y debe, por lo tanto, ser legitimada en sus fundamentos conceptuales expresados claramente en el Organon.
Sin este sistema de valores esenciales de respaldo, la homeopatía traiciona su auténtico sentido y se convierte en una terapéutica empírica más, clínicamente desvirtuada del espíritu de Hahnemann, verdadero precursor de la medicina de la persona que inspira las modernas corrientes de la clínica”.

Bibliografía
Allen Timothy F: The Encyclopedia of Pure Materia Medica, New York/ Philadelphia, Boericke & Tafel, 1879.
Bandoel, M.C.: Los Síntomas Mentales de las experimentaciones puras y su desarrollo Dinámico Vital, Editorial Albatros, Tomos 1, 2 y 3.
Hahnemann, S: The Chronic Diseases, Translated by Tafel, Annotations by Hughes, Jain Publishing, 1986.
Hahnemann, S.: Materia Medica Pura, Translated by Dudgeon, Annotations by Hughes, Jain Publishing, 1986.
Hahnemann, S.: Organon, 6th edition, Boericke translation.
Hering, C: The Guidings symptoms of our Materia Medica, Jain Publishers.
Imventarza, Eduardo y Furman Alberto: Homeopatía La Practica de la Teoría, Editorial Kier, 2004.
Paschero, Tomás P: Homeopatía, Talleres Gráficos Gral. San Martín 1973 Buenos Aires, Argentina.
Kent, James T.: Filosofía Homeopática, Ediciones Marite, 1967, Buenos Aires, Argentina.
Kent, James T.: Homeopatía. Escritos Menores, aforismos y preceptos. Editorial Albatros, 1981, Buenos Aires Argentina.
Zandvoort, Roger van: The Complete Repertory, IRHIS, 1996.


Figura 1
Informe de la biopsia de cuello de útero
Histológicamente está constituido por ejes conectivos vasculares rodeados por una proliferación de células epiteliales inmaduras de estirpe pavimentosa con marcada atipia nuclear.
El material parece provenir de una lesión exofítica.
DIAGNOSTICO: CARCINOMA PAVIMENTOSO INMADURO.

Figura 2
Material constituido por una proliferación tumoral no viable, que infiltra las tubérculas óseas preexistentes, observándose esbozos de neoformación ósea, que nos inclinan a considerar la lesión como OSTEOSARCOMA en completo estado de necrosis en esta muestra.

Figura 3
Extrajeron parte del brazo, que fue reemplazado por una prótesis

Figura 4
Vemos el nódulo en el lóbulo medio del pulmón derecho en el corte axial. También se puede observar, no tan nítido, en el corte sagital.

Figura 5
Los cortes histológicos muestran fragmento de parénquima pulmonar, en el seno del mismo se observa una lesión metastásica de límites poco netos, vinculada topográficamente con bronquio fuente.
DIAGNOSTICO: LESIÓN PULMONAR, RESECCION. METÁSTASIS DE TUMOR ANAPLASICO DE ALTO GRADO.

Figura 6
Observamos en los cortes axiales el trazo fibroso que quedó en el lecho quirúrgico y la ausencia de formaciones nodulares

Figura 7
Se ven claramente las adenopatías en un corte coronal, axial y otro sagital

Figura 8
Se ven claramente las adenopatías en un corte coronal, axial y otro sagital


Autor: Dr. Eduardo Imventarza.
Ex Main Professor in the Escuela Médica Homeopática Argentina-Internacional Tomás Paschero: EMHA-I
Ex Main Profesor in the Fundación Centro Argentino de Homeopatía Hahnemanniana
Chair of the Research Department of the EMHA-I
Member of the Liga Medicorum Homeopática Internacional
Av. Rivadavia 6351-T1-4to. B (1406) Buenos Aires, Argentina
T.E.: (54-11)4633-4100 / 4632-5171
e-mail: imventarza@hotmail.com
web site: http://www.eduardoimventarza.com.ar/
Ponencia presentada en el 65º Congreso de la LMHI, 18-22 de mayo del 2010, Los Angeles (EEUU).